Bochornosa jornada de violencia en Neuquén

En el club Municipal hubo heridos y en la cancha de Pacífico destrozos y amenazas.

NEUQUEN (AN).- La violencia recaló en el Mundialito. Una batahola de grandes proporciones protagonizaron el jueves jugadores, familiares y simpatizantes en el club Municipal, que dejó como saldo varios heridos leves -entre ellos diez menores-; mientras que en la cancha de Pacífico los enfurecidos hinchas de Sapere produjeron destrozos y amenazaron a los jugadores decanos en desconformidad por el resultado y la eliminación del certamen internacional.

En el estadio Municipal se jugaba un partido por el torneo Paralelo ‘87. El elenco local perdió por penales ante Pacífico y a la finalización del encuentro comenzaron los incidentes, lo que derivó en una denuncia en la comisaría segunda.

De acuerdo al relato de Norberto Ibáñez, uno de los padres de los chicos “decanos” y que sufrió una lesión en la cabeza -producto de un ladrillazo-, cuando los jugadores estaban festejando “gente grande comenzó a insultar y tirar piedras desde atrás del vestuario. Pudimos escaparnos por una rotura del alambrado, pero igual nos pegaron a todos”.

De acuerdo a lo informado por los padres, fueron ocho los pequeños que sufrieron hematomas, cortes y rasguños de distinta consideración. También se informó y varias personas mayores sufrieron lesiones.

“Fue un acto de salvajismo -afirmó Hugo Véspoli, de la subcomisión de Pacífico-, con agresión a chicos, a mujeres. Es incomprensible que en torneos de este tipo pasen estas cosas. Había gente alcoholizada y no hubo un muerto de suerte”.

El dirigente, que también presenta una lesión en la cabeza, reflexionó que “los chicos pierden un partido, lloran un rato y se calman. Pero aquí se metieron los grandes y la violencia que los jugadores vieron anoche no se la saca nadie de la mente”.

Omar Basílico, presidente del Municipal, dio su versión y afirmó que “no tienen vergüenza con lo que hicieron. Pacífico no puede jugar en ningún lado, rompieron las instalaciones y menos mal que ganaron. Fueron ellos los que empezaron a tirar piedras y les pegaron a los chicos”.

Agregó que “hacen la denuncia para atajarse”, mientras que sobre la existencia de mayores ebrios, comentó que “en las instalaciones se vendían gaseosas, si hubo alcohol lo trajeron ellos”. Basílico también sufrió lesiones y sumó a la lista a dos pequeños de la entidad.

En el reducto de los “decanos”, en tanto, el local eliminó a su par de Sapere en la categoría principal (‘88). Allí no hubo enfrentamiento entre padres y jugadores, sólo agresiones verbales, amenazas y también reclamos de los visitantes por la actuación del árbitro.

Todos se retiraron de la cancha, pero horas después el campo de juego apareció con piedras, escombros y botellas. Esto motivó que los directivos de Pacífico solicitaran custodia policial especial para el partido que jugaban anoche en la subsede de Sapere.

• Resultados: Anoche, al cierre de esta edición, se disputaba la tercera fase del certamen. Con los resultados proporcionados por la organización siguen en carrera, Riveras del Paraná (venció a Rivadavia de Venadot Tuerto, por 2 a 0), 5 de Mayo (derrotó a Gimnasio Roca 7 a 0), La Terraza de Las Flores (eliminó a Experimental de Cinco Saltos por 5 a 0; CEC de Neuquén (superó a Juventud Progresista del Chaco por 3 a 1) y CAI de Trelew (le ganó a Comarca Andina por 2 a 0.

Hoy la jornada será el turno para los octavos de final; así como otra ronda de los torneos Paralelos.

La organización lamentó los incidentes

NEUQUEN (AN).- “Es lamentable que una pelea de padres perjudique al torneo que es de los chicos”, dijo un allegado a la organización del Mundialito. Como una forma de prevenir mayores problemas, anoche Pacífico no se presentó en la subsede del club Municipal donde debía jugar y lo hizo en Roca.

Desde el sector de prensa, Mario Mazzuco, informó que “tenemos constancia de la denuncia policial y como nos pidieron cambio de escenario, preferimos que vengan a Roca para tener un mayor control”.

Sobre la responsabilidad del comité organizador, expresó que “cada subsede se encarga de la seguridad dentro del predio. Cuando vemos algún inconveniente que supera esa situación se toman medidas, por eso vienen a jugar a Roca”.

En relación a posibles sanciones anunció que “las autoridades no se han reunido, porque se encuentran recorriendo diferentes puntos de juego, pero puede haber sanciones cuando se compruebe si el club tiene responsabilidad”.

“Nosotros hacemos una fiesta para los chicos, nos duele mucho sancionar a los chicos por cosas de grandes”, finalizó.

“Fue un desastre”

Mientras esperaban la traffic para trasladarse a Roca, los chicos de Pacífico relataron, a su manera, los lamentables hechos ocurridos.

“Salimos por abajo del alambrado porque no teníamos otra posibilidad. Fue un desastre”, señaló uno de los jugadores que no tuvo lesiones pero que, según comentó, recibió insultos durante todo el partido.

Otro de los chicos afirmó que “eran personas grandes y había algunos que estaban ‘borrachos’. Nos escupieron y después nos tiraron de todo. Por eso tuvimos que escaparnos”.

Al mismo tiempo que los chicos aguardaban el transporte en la esquina de Luis Agote y Mitre, dentro del predio había algunos allegados y padres.


Comentarios


Bochornosa jornada de violencia en Neuquén