Breve historia del "Sub"




¿Quién es Marcos? Se habla de Sebastián Guillén, profesor y activo militante de izquierda en los "70. Que estuvo en Nicaragua, desapareció en la montaña y no se supo más.

En el año 1983, la Selva Lacandona asistió a la fundación del Ejército Zapatista de liberación Nacional. Militantes universitarios, indígenas que sabían leer y catequistas inspirados en San Francisco de Asís, volvieron molesto a un prócer que estaba mejor sólo como prócer: Emiliano Zapata.

Miles de lecturas se han hecho del por qué Marcos es subcomandante, y no comandante. Que el único comandante es el Che, que no lo dejan, que es sacerdote, que es humilde ....

"Marcos no puede ser comandante por que no tiene base social", me dice Camelia, una india que mira de reojo a su nena de 4 años, Valentina, que se ríe mientras come unas galletas.

Camelia trabaja en San Cristóbal en Contacto Civil, otro de los brazos de la organización que me ayuda a llegar a la selva.

-Los comandantes son por que están con comunidades de base,y marcos es blanco. No tiene base social, no es indio.

-Pero es innegable su figura.

-Ah, seguro. Y está bien. Habla bien el "sub" y es bonito, verdad?

Chicas, una mala noticia. Marcos está casado y su compañera se llama Lamar. (PF)

Las comunidades y la "guerra de baja intensidad"

En todo Chiapas hay 1111 comunidades indígenas, 38 municipios autónomos y 6 "Aguascalientes", que son los centros de reunión que los zapatistas tienen con la sociedad civil nacional e internacional que los acompaña.

El principal bastión zapatista es La Realidad, en donde está el comité clandestino revolucionario indígena ("el CECRI"). A 10 horas de San Cristóbal, las montañas se transforman en selva, el lodo en el camino se enfurece con las llantas de los desvencijados transportes que por 40 pesos mexicanos te permiten subir. De la nada aparece el retén (puesto) civil, quienes protejen a la comunidad preguntando quién, como y por qué. Tras exhibir credenciales y media hora de tensa espera, se escucha el "ta bueno, pase, andele" . No son más de 600 personas, incluyendo a extranjeros que colaboran en en tareas de educación , salud y vivienda.

Uno de los principales rasgos de las comunidades indígenas es que el poder es circular, todo lo que afecte a todos, lo discuten todos. Hay encargados, que en la práctica son voceros para con la comandancia de lo que decide el conjunto.

Se llega a estar días en asamblea , pero lo que hace en relación a trabajo, lo discuten sólo los hombres, lo que hace en relación a normas de convivencia (como fue la prohibición de alcohol desde hace 7 años) o reparto de pan, lo discuten solamente las mujeres.

Hasta los niños tienen su llamado, un pitido que los invita a juntarse en el arroyo para romper la piñata de fin de año, por ejemplo.

Las comunidades son muy jóvenes, con un promedio de 40 años, por lo que tienen entre 15 a 19 años son los que han vivido lo peor de la guerra sorda del estado al zapatismo a través de hostigamiento, quema de cultivos y aislamiento económico. Una guerra que con menos tensión, se mantiene.

Pero esta generación es la que fue instruida en educación y salud, por ejemplo.Se los conoce como los promotores, chicos de hasta 20 años que saben de ortodoncia, manejan un primitivo pero efectivo laboratorio de análisis clínicos y hasta dan clase de historia con contenidos ágiles y modernos.(PF)

Las dos caras de San Cristóbal

Para llegar a La Realidad, principal Aguascalientes del EZLN, el paso obligatorio es San Cristóbal de Las Casas, el bastión turístico del estado de Chiapas.

A casi 18 horas en transporte terrestre, hacia el sur del México, San Cristóbal sirve para entender como hasta en la parte menos pensada, como la comercial, ha sido beneficiada con el levantamiento del primero de enero de 1994. Miles de turistas, músicos, poetas, artesanos, empresarios hoteleros, e intelectuales encuentran su Aleph en San Cristóbal. Quizás algunos piensen que el subcomandante Marcos esta leyendo poesía en un banco, otros buscan sentirse parte, y la mayoría escapa de la jaula de cemento y fango que son las capitales, lo cierto es que la motorización que ha tenido el turismo es im presionante.

Remeras con la cara del Che, otras con la de Marcos, postales de Zapata, todo se puede encontrar al mismo tiempo que uno chequea su e-mail en un restaurante tradicional. Cajeros automáticos con western union al lado de indígenas de Guatemala que te ofrecen pendientes de ambar. Algo así es san Cristóbal de las Casas. Muy bonito por cierto.

Pero estar mucho tiempo en San Cristóbal como extranjero también puede demostrarte como actúan las guerras de baja intensidad.

Cientos de chicos de la calle te ofrecen un cuaderno para que les escribas tu nombre ("pa" la escuela"), "periodistas" que te sacan fotos y te filman, preguntándote en dónde trabajas, cuánto tiempo te vas a quedar, que vas a hacer.

Todo forma parte del impresionante aparato de inteligencia que el gobierno del pri instaló en San Cristóbal. Es entendible el miedo. Es que a horas, empieza el territorio rebelde. La frontera de los que se reclaman "no somos la flecha, somos la cuerda que tensa el arco".(PF)


Comentarios


Breve historia del «Sub»