Buscan imponer drástico ajuste a Obama

La oposición republicana votó en la cámara baja un recorte de 61.000 millones al gasto.





Los republicanos quieren hacer pesar su mayoría tras las elecciones.

AP

WASHINGTON (AFP).- La Cámara de Representantes de Estados Unidos, controlada por la oposición republicana, votó recortar 61.000 millones de dólares en el gasto público, con lo que se avecina una dura batalla política con el Senado, de mayoría demócrata, y la Casa Blanca. La decisión, tomada con 235 votos a favor y 189 en contra, ocurrió tras una agitada sesión que se prolongó desde la noche del viernes. Se espera que la medida sea bloqueada en el Senado, donde hay oposición a muchos de los recortes aprobados. Un punto muerto en este tema podría tener graves consecuencias políticas. El gobierno estadounidense se financia actualmente con una medida de gastos provisional, que expira el 4 de marzo. Los expertos advirtieron que las discusiones cada vez más subidas de tono y las desavenencias en el Congreso podrían hacer fracasar un nuevo presupuesto, lo cual podría provocar una paralización del gobierno. Los recortes aprobados niegan fondos para la reforma sanitaria impulsada por el presidente Barack Obama. Además, impiden que la Agencia de Protección Ambiental (EPA) regule industrias emisoras de gases de efecto invernadero, y limitan el papel del gobierno en la educación. Los republicanos estaban exultantes. “Es la democracia en acción”, dijo el líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner. Los demócratas, que votaron unánimemente en contra del proyecto, se mostraron consternados. Los recortes podrían frustrar la “naciente recuperación económica, sacrificar empleos, y no hacer prácticamente nada para afrontar la crisis fiscal a largo plazo que sufre nuestro país”, según el senador Daniel Inouye.


Comentarios


Buscan imponer drástico ajuste a Obama