Buscan que Neuquén se convierta en la capital del reciclado urbano

El Municipio lanza una fuerte campaña para concientizar sobre la separación de residuos de origen. "Es un cambio cultural muy grande", aseguran.

Dos tachos. Uno para lo limpio y seco y el otro para lo húmedo. El primero se saca lunes y jueves y el otro el resto de los días, salvo el sábado; siempre entre las 20 y las 21. Así de simple es sumarse a la campaña de separación de residuos que reimpulsó la Municipalidad de Neuquén. Se intentó imponer hace varios años, pero quedó a medio camino. De la mano del Separap, una fuerte campaña de concientización e inversión, se intentará que Neuquén pueda convertirse en una ciudad modelo en la gestión de los residuos urbanos.

"El primer objetivo es concientizar a todos los vecinos y vecinas de Neuquén y crear un hábito. Vamos a tratar de volver con la separación de residuos para que la gente tome conciencia de la importancia que tiene hacer una separación correcta", confió a RÍO NEGRO, Santiago Morán, el secretario de Movilidad y Servicios al Ciudadano, sobre el relanzamiento de la campaña de separación de residuos en origen.

"El segundo objetivo que va de la mano con el primero, es que la planta de separación que es de la municipalidad y que está en Colonia Nueva Esperanza, en el Complejo Ambiental Neuquén y que tiene gente que trabaja para eso, que reciba ese residuo separado y de calidad, que pueda generar su propio sustento, trabajo, pero que también ayude a ellos para poder desarrollar la planta. Y con esto lo que buscamos, como tercer objetivo, es darle mayor vida útil a la cava, al relleno sanitario", agregó el funcionario.

Así, los beneficios de una separación de residuos en origen son múltiples: se alarga la vida útil del lugar donde se deposita la basura, cuidando el medioambiente y se da trabajo a cada vez más personas. El esfuerzo para que eso suceda es realmente muy bajo, pero claro que "es un cambio cultural muy grande", como lo definió Cristian Haspert, subsecretario de Limpieza Urbana.

La separación de residuos se puso en marcha en Neuquén, en enero de 2015, pero nunca pudo terminar de implementarse, pocos fueron los vecinos que se sumaron por una desconfianza en que la tarea rinda sus frutos. Es que la separación comenzó a practicarse antes que Neuquén tenga lista la planta, y menos aún el complejo ambiental, eso se difundió y "al vecino le causó un descreimiento, que el se tomaba el trabajo se separar y después iba a parar todo al mismo lugar", explicó Haspert sobre uno de los motivos que hizo que la campaña de ese momento no fuera totalmente exitosa. Así, quedo restringida a los contenedores donde explicitamente se indicaba que tipo de basura depositar.

La separación se puso en marcha, como campaña en 2015, pero nunca logró una alta adhesión de la comunidad. Foto Florencia Salto.

"Hoy están dadas todas las garantías, y tenemos todo lo que necesitamos para que ese residuo vaya a parar a la planta y que sea enfardado y después revendido para que vuelva al mercado en otros productos", aclaró el subsecretario municipal.

En números

840
toneladas de residuo se reciclaron hasta mayo de este año en la ciudad de Neuquén. El 70% es cartón.
70.000
kilos de cartón se juntan mensualmente y unos 20.000 de plásticos que son vendidos a Buenos Aires y Mendoza, principalmente.

"El tema es puntual, Neuquén tiene el lunes y el jueves para sacar el residuo limpio y seco, y el resto de la semana, menos los sábados, tiene que sacar el húmedo. Estamos profundizando fuertemente para que todos los vecinos, de 8 a 9 de la noche saquen la bolsa, pasa el camión recolector a la madrugada y termina donde corresponde", resumió Moran, sobre la simplicidad de esta nueva campaña. Este había sido otro de los puntos débiles de la primera iniciativa, donde los días y horarios no eran tan sencillos de interpretar.

Hoy en la planta de separación de residuos terminan los camiones que recorren el centro de Neuquén y los barrios donde la disposición de la basura domiciliaria se hace en contenedores. Sin embargo con esta nueva campaña financiada, en parte con el recupero que se produce del contrato de concesión de Cliba, se pretende que más zonas pueda ser parte del proceso de reciclaje que se hace en la planta de la meseta.

Año a año, en conjunto con la Universidad Nacional del Comahue se hace un estudio de las 12 rutas por las que se recogen los residuos domiciliarios  y “así vamos monitoreando de a poco cuales son las mejores rutas y esas rutas son las que van a la planta de separación”, contó Haspert.

Es que claro, el trabajo de separación es arduo y se complica aún más cuando los residuos no vienen separados de origen, por eso las rutas se van incorporando de a poco. “Una cosa es abrir una bolsa y encontrarse con tres botellas de plástico y un poco de cartón, lo que garantizaría una clasificación adecuada; y la otra es abrir una bolsa en la misma cinta y encontrar un pañal, cartón, una botella, yerba, elementos que impiden una selección adecuada”, ejemplificó el subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio, quien tiene bajo su órbita la planta de separación de residuos.


Neuquén buscará cerrar el ciclo del reciclado


"Hoy la planta recibe el material, lo clasifica, lo compacta con una prensa y lo vende, en general a Buenos Aires, a Mendoza. Pero queremos construir una nave nueva, dotarla de maquinaria para que se pueda generar un producto con este residuo que hoy se vende, y no lo estamos utilizando en todo su potencial", contó el subsecretario de Medio Ambiente y Protección Ciudadana, Francisco Baggio, sobre los nuevos planes para el Complejo Ambiental Neuquén.

"El recurso que se está vendiendo en un fardo puede ser procesado acá en Neuquén y de esa botella que pudo estar en la barda, en el río o en un enterramiento, puede surgir una parte de un banco, de un bicicletero, de una tacha de separación de bicisenda, un cesto de basura o cualquier otro elemento urbano", agregó. Y resumió: "Neuquén si logra dar este paso va a estar a la vanguardia de las ciudades de la patagonia y del país".

La Municipalidad está pronta a firmar un acuerdo con Pan American Energy (PAE), para instalar maquinaria para poder finalmente reutilizar el plástico que se recicla de las calles neuquinas. "PAE nos ha propuesto acompañarnos económicamente para la compra de la maquinaria para reutilizar el residuo plástico", dijo el funcionario y aclaró que la gestión correrá por parte del Municipio quien se lo otorgará, seguramente, a la Cooperativa Las Emprendedoras que hoy gestiona la planta de separación.


Un Complejo Ambiental de calidad y números que lo respaldan


Hoy Neuquén es una de las pocas ciudades del país que cuenta con un Complejo Ambiental de calidad. "Para encontrar un complejo ambiental de las características del de Neuquén tenes que ir al Ceamce, no encontrás otro", aclaró Haspert, en referencia al complejo reciclador de Buenos Aires.

El Complejo Ambiental Neuquén tiene todo lo que se necesita. Tiene cavas impermiabilizadas, una planta recicladora, una planta de compostaje, reutilización de los gases de venteo -con los que se produce biogas y se ilumina el complejo, posee también una chipiadora de restos de poda e inorgánicos y foma parte de un esquema de recolección diario de residuos con un sistema de circuitos.

La ciudad es una de las pocas del país con esta infraestructura. Foto Florencia Salto.

En el CAN trabaja una cooperativa, Las Emprendedoras, formada por personas que hacían la reutilización de residuos de manera informal. Comenzó con 12 trabajadoras y trabajadores y hoy ya son 40. "La cooperativa está funcionando bien y lo que queremos es que funcione muy bien, por eso este nuevo lanzamiento del programa Separap y esta impronta de separación de residuos. El verdadero objetivo de la separación es que la planta reciba material de calidad", manifestó Baggio.

Y los números respaldan sus dichos. En Neuquén se descargan en planta de separación 20 toneladas de residuos por día, con las que se logra recuperar el 40% de los residuos que alivian el relleno sanitario. En lo que va de este año, hasta mayo, se reciclaron 840 toneladas de residuos. Eso se traduce, por ejemplo, en alrededor de 33.600.000 botellas de plástico.

Según los datos de la planta, de lo que se recicla el 70% es cartón, el 18% papel y en un 10% plástico. El resto está conformado por aluminio, vidrios y otros materiales. Así, por mes, aproximadamente se juntan 70.000 kilos de cartón y unos 20.000 de plásticos que son vendidos a Buenos Aires y Mendoza, principalmente, pero también a empresas de Neuquén y Junín.


Recomendaciones


-En el hogar se trata de tener dos tachos separados para residuos secos y húmedos. Sacar siempre la basura de 20 a 21 y sólo sacar los secos los lunes y jueves; el resto de los días, menos los sábados, sacar los húmedos. Además, podes armar un compost con los residuos orgánicos. Eso es un plus.

-Si tenés algo voluminoso que tirar, Neuquén tiene dos Centros de Transferencia para estos residuos. Reciben desde ramas y hojas hasta electrodomésticos rotos y escombros. Uno está en Tronador y Boerr y el otro en Quimey y Novella. Ambos funcionan actualmente de lunes a sábado de 9 a 18.

- También en la ciudad se realizan operativos "puerta a puerta" para la recolección de residuos voluminosos que los vecinos no puedan acercar a los Centros de Transferencia. Con ellos se recorren los 48 barrios de la ciudad y se van juntando de los lugares designados. El operativo se coordina con las Comisiones Vecinales.


Comentarios


Buscan que Neuquén se convierta en la capital del reciclado urbano