Bush ya decidió atacar a Irak con 250.000 hombres

Anoche se conoció que el plan ya fue aprobado por el presidente.



Bush aceptó el consejo del general del Ejército, Tommy Franks, y ya decidió atacar a Irak.
WASHINGTON/BAGDAD (Reuters/AFP) – El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, aprobó un plan de guerra contra Irak con el objetivo de capturar inicialmente partes del país con 250.000 soldados, dijeron ayer funcionarios estadounidenses.

Las fuentes, que pidieron que no se les identificara, destacaron que el plan era flexible, pero que Bush había aceptado en las últimas semanas el consejo del general de ejército Tommy Franks de que números menores de soldados no podrían capturar ni mantener a Iraq si la invasión llegara a ser necesaria. Confirmaron asimismo un artículo que publicó el diario New York Times en su edición dominica.

El plan de guerra fue aprobado bastante antes del voto de la resolución sobre Irak en la ONU el viernes, según el diario.

La campaña aérea duraría menos de un mes y aplicaría procedimientos aprendidos en Afganistán, como el utilizar comandos infiltrados para ayudar a guiar misiles de precisión hacia sus blancos, según altos funcionarios no identificados por el diario.

El plan también incluye la captura de tres zonas, en el norte, oeste y sur de Irak, para ser usadas como bases operativas, dijo el periódico.

Las fuerzas estadounidenses, una vez establecidas, “alentarán” a oficiales militares locales y a científicos a decir dónde encontrar cualquier arma de destrucción masiva, agregó. “Nuestro mensaje será que cuanto más rápido encontremos las armas y arrestemos a la gente de (el presidente iraquí) Saddam (Hussein), antes volverán a la normalidad”, dijo un funcionario al diario.

“No queremos matar muchos soldados iraquíes, pero si estúpidamente luchan, lo haremos”, dijo un alto militar al diario.

Mientras sucede eso, bombarderos B-1 y B-2 llevarían a cabo una campaña aérea contra los palacios, defensas aéreas y bases de Saddam.

“Esas son las palabras exactas, un despliegue inicial”, dijo uno de los funcionarios. “Dudo que se vea que todo esto suceda al mismo tiempo”.

Las fuentes dijeron que cualquier ataque era improbable hasta principios del próximo año. Aunque podría ocurrir antes si Irak se negara a cumplir con la resolución unánime de la ONU del viernes ordenando a Saddam que termine cualquier programa de armas químicas, biológicas y nucleares, y que dé a los inspectores acceso a su país. Los funcionarios se negaron a referirse a los detalles precisos, pero dijeron que los ataques aéreos serían encabezados por los grandes bombarderos usando bombas guiadas por satélites de 1.600 kilogramos para destruir la base de poder de Saddam. Esa campaña de precisión probablemente sería más corta que la larga campaña que precedió a la guerra del golfo, en 1991.

Irak aceptó la resolución de la ONU

Por su parte, Irak aceptó ayer la resolución 1441 de la ONU después de que Siria, miembro del Consejo de Seguridad, le garantizase que no preveía una acción militar automática, declaró anoche el jefe de la diplomacia saudita Saud al Faysal, en El Cairo.

“Los ministros árabes acogieron favorablemente la aceptación de Irak de la resolución 1441 después de que Siria garantizase que esta resolución no prevé una acción militar automática” contra Bagdad, declaró a los periodistas el ministro de Relaciones Exteriores saudita.

El príncipe al Faysal hizo esa declaración al término de una reunión preliminar de concertación de los cancilleres árabes en la sede de la Liga árabe en la capital egipcia, que continuará hoy con una reunión extraordinaria de ministros.

Irak calificó de “injusta” la 1441, que endurece el régimen de inspección de su armamento y le da “una última oportunidad” antes de una intervención militar. Bagdad tiene de plazo hasta el 15 de noviembre para aceptar el texto.


Comentarios


Bush ya decidió atacar a Irak con 250.000 hombres