Cambio de tendencia: existe una menor concentración de proveedores

En el 2008 las diez principales contratistas concentraban el 67% de la facturación de la obra pública provincial. En el 2011 ese indicador alcanzó el 50%.



1
#

2
#

3
#

4
#

5
#

radiografía de la obra pública neuquina (Última parte)

javier lojo

jlojo@rionegro.com.ar

En Neuquén la obra pública motoriza una parte importante de la economía provincial.

Cerca de 352 millones de pesos se destinaron el año pasado al presupuesto para esta operatoria. Si bien la cifra es importante, poca relación guarda con la totalidad del gasto ejecutado, que se ubicó en 10.224 millones de pesos; es decir, el 0,3% del total de las erogaciones presupuestarias.

La mayor parte de los proveedores de esta obra pública conforma uniones transitorias de empresas (UTE). Esta unión temporal se caracteriza por la existencia de un objeto social único, consistente en la realización de la obra o servicio en común. En general las UTE se constituyen cuando existen obras de gran magnitud en las cuales confluyen proveedores que tienen funciones complementarias.

De ahí que cuando se analizan los diez principales proveedores de la obra pública neuquina en los últimos cuatro años se observa que siete de ellos responden a uniones transitorias.

Por otra parte, al evaluar la participación de las empresas como proveedoras de la obra pública provincial, los datos consignados por el Ministerio de Hacienda de la provincia dan cuenta de que ha existido un progresivo proceso de desconcentración en los últimos años.

Las estadísticas del gobierno provincial muestran que en el 2008 en las diez principales contratistas se concentraba el 67% de la facturación. El año pasado ese indicador bajó 17 puntos porcentuales para ubicarse en el 50%.

Tal como se refleja en una de las infografías, en el 2008 cerca del 67% del total de los fondos destinados a ese ítem se concentraron en sólo diez empresas. En valores absolutos, el indicador representa algo más de 303,5 millones de pesos. La UTE Riva SA-Codam SRL-Enrique Sanandres Rivas fue la que más facturo ese año: 64,4 millones de pesos. Le siguió la UTE CN Sapag SA-Rovella Carranza SA- Zoppi Hermanos SA, con 59,4 millones de pesos. Ese año seis de las diez principales empresas que facturaron al Estado provincial fueron uniones transitorias.

Durante el 2009 las diez principales empresas proveedoras de la obra pública neuquina representaron el 65% del total de la facturación ejecutada en el presupuesto. Esto representó 256,6 millones de pesos. La firma Roque Mocciola lideró ese año los niveles de facturación, con algo más de 57 millones de pesos, seguida por la UTE conformada por CN Sapag SA- Rovella Carranza SA- RJ Ingeniería, con 33,3 millones de pesos.

En el 2010 el nivel de concentración cayó al 57%, liderando las contrataciones la UTE CN Sapag SA- Rovella Carranza SA-Zoppi Hermanos SA con 55,8 millones de pesos, seguida por la UTE CN Sapag SA -Contreras Hermanos, con una facturación anual cercana a los 32 millones de pesos.

Durante el año pasado la concentración de la facturación en las diez primeras empresas se desplomó hasta alcanzar el 50% (ver infografía). Lideró las contrataciones la UTE Riva SA-Codam SRL-Enrique Sanandres Rivas, con 36,6 millones de pesos, seguida por la constructora Riva SA con 33,1 millones de pesos.

La mayor parte de esta obra pública, concretada en la primera gestión del gobernador Sapag, llegó de la mano de la ley 2505, que autorizó la emisión de los títulos de deuda para el desarrollo provincial (Tidepro) durante la última parte de la administración de Jorge Sobisch. Los títulos, por 250 millones de dólares, fueron colocados en oferta pública y a partir del 2007 comenzaron a licitarse las obras que definirían su posterior ejecución. Entre ellas se encontraban el Tren Trasandino y el canal Mari Menuco, que iba a permitir poner bajo riego 30.000 nuevas hectáreas. Dos obras que nunca terminaron de funcionar.


Comentarios


Cambio de tendencia: existe una menor concentración de proveedores