Campeón con Tuti

Julián Ruiz fue la gran figura de la final. Junto a Agustín Pérez Tapia, lideraron a Neuquén en la segunda consagración de la historia provincial en el Argentino de mayores. Semana inolvidable.



#

La dupla fenomenal. El abrazo, la sonrisa y el festejo interminable para los dos joyas del básquet neuquino. Ya tienen un título en el lomo y siempre van por más. (Foto: fotos matías subat )

Básquet

El Argentino de Mayores de básquet es un torneo distinto a todos. Tiene un componente amateur vinculado con el hambre de gloria, el amor al deporte y el sentido de pertenencia que no hay en otros certámenes.

La influencia de Agustín Pérez Tapia y Julián Ruiz como bases fue una de las armas principales del Neuquén campeón.

Los pibes que se formaron en Pérfora tuvieron una actuación destacada desde el goleo, la conducción del equipo y el contagio con la gente.

Desde un comienzo, en el Malvinas Argentinas que los vio crecer, alternaron en el puesto e incluso compartieron minutos en cancha. El Tuti fue goleador en la paliza del arranque sobre La Rioja con 17 puntos en su Plaza Huincul natal.

Luego, Agustín edificó una tarea fundamental en el partido que le dio el pase a cuartos y la tranquilidad al equipo. Anotó 21 contra Corrientes en el Templo de Plottier.

Incluso en la derrota con Tucumán, Pérez Tapia mantuvo en partido al Verde con su calidad: 16 puntos y 7 rebotes. Ese día, Ruiz no se quedó atrás con 13 tantos y 8 asistencias. Los pibes anotaban y hacían jugar, pero lo mejor estaba por venir.

Ante una Caldera repleta y en un partido que a Neuquén le costó mucho cerrar contra Mendoza, el base que milita en Quimsa de Santiago del Estero metió un triple fenomenal desde ocho metros para liquidar la historia y meter al equipo en semis.

El campeón jugó su mejor partido del campeonato ante Tucumán en el Ruca Che. Los pibes tuvieron una prueba de fuego, de esas que les ayuda para construir una carrera. Con el respaldo de los más grandes (principalmente Farías y Carlos Sepúlveda) lograron pasar la tormenta.

Finalmente, el Tuti fue el MVP de la final de forma indiscutida. Hizo de todo, pero fundamentalmente levantó al público con su desparpajo. Dobles, triples y asistencias de lujo (22 puntos). Agustín no se quedó atrás con 14.

Hacerle una nota a Julián en medio de los festejos era casi imposible. Con la alegría a flor de piel, se paró en el medio de la cancha y le dijo a ‘‘Río Negro’’ que ‘‘esto es soñado. Toda la semana fue tremenda. Es una felicidad enorme ser campeón acá’’.

El hecho de haber compartido equipo con varios jugadores que lo conocen hace tiempo sumó a la química del grupo: ‘‘Jugamos juntos con la mayoría y eso también sirve porque saben como es uno y ayuda mucho. Tenemos un gran equipo. La actitud fue fundamental para ganar. Había que hacerlo como sea’’.

Por su parte, Agustín destacó que ‘‘desde que empezó el torneo cada uno sabía lo que tenía que hacer. Nos tocó ser goleadores a distintos jugadores. El que mejor estuviera de los doce en ese momento iba a tomar los tiros, y así fue. Ganar con tu provincia es lo máximo que te puede pasar’’.

Hay presente y hay futuro para dos chicos que juegan en el Verde y adentro de la cancha muestran un talento incalculable.

Podio Básquet

Goleador

del equipo

el promedio de puntos de Agustín Pérez Tapia en el torneo. Fue el que más anotó en el campeón.

Datos

‘‘La actitud del equipo, los huevos. Somos un gran grupo humano y eso es lo más importante de todo. Es una felicidad tremenda’’
En medio de la multitud, Ruiz no ocultó su emoción por la final ganada.
‘‘Con el Tuti nos conocemos desde los 12 años. Para nosotros es una gran responsabilidad y creo que estuvimos a la altura’’.
Pérez Tapia, sobre el lugar que les tocó a los pibes en la base del equipo.

Comentarios


Campeón con Tuti