Caneo se puso la “10” en su debut más soñado

El roquense Miguel Caneo debutó en el nuevo equipo que armó Carlos Bianchi. Boca igualó 2-2 con San Lorenzo en Salta y el joven delantero tuvo un par de chances frente al arco.



El roquense Miguel Caneo espera que llegue el centro. A su lado están Alfredo Moreno y el juvenil jugador de San Lorenzo, Luna.
No se trababa de un partido más de verano. Tampoco de un clásico más. Se trataba de la vuelta de Carlos Bianchi como técnico de Boca, nada menos. Después de un año de sequía en cuanto a títulos, la hinchada comenzaba a disfrutar viendo al “Virrey” nuevamente en el banco de suplentes. Y todas las miradas, las cámaras, los cantitos y las banderas eran para él.

En la cancha, una camiseta con el “10” estampado en la espalda llamaba la atención a más de uno en la región, especialmente en Roca. Era la que tenía Miguel Caneo, el jugador nacido futbolísticamente en el “Depo” y una de las jóvenes promesas del plantel xeneize.

Del otro lado estaba San Lorenzo, con lo mejor que tiene, como para que la fiesta de bienvenida de Bianchi y Caneo no sea completa. Y casi lo logra: 2-2.

“Presionen ahí”, les pidió a los mediocampistas. Pero el que arrancó con todo fue San Lorenzo, que comenzó a desbordar a su rival. Y enseguida metió el primero, tras un pase de Astudillo, taco del “Beto” Acosta en la puerta del área y definición del juvenil Luna: 1-0 y a otra cosa.

Y después el segundo. Esta vez desde los doce pasos tras un penal que le cometió Cascini a Chatruc, no sin antes recibir el volante del “Ciclón” la pelota en posición adelantada. El eterno Acosta puso el 2-0.

Obviamente, esto no le gustó nada a Bianchi, a quien se lo veía muy enojado hasta que Alfredo Moreno habilitó a Estévez y el “Pipa no perdonó: 2-1.

En el segundo tiempo el partido fue muy impreciso y friccionado. Ninguno mostró grandes jugadas. Mientras, desde el banco se escuchaba un “jugá tranquilo…”. Era Bianchi para Caneo, quien deambulaba en el mediocampo.

Hasta que llegó una muy buena pelota para el roquense. Estévez envió el centro, Caneo ganó en lo alto de cabeza, pero la pelota terminó en las manos de Ramírez.

Ya sobre el final, luego de la igualdad de Bonvín a los 41, Caneo tuvo la victoria en el pie derecho, pero su remate se fue apenas desviado. Así se terminaron las chances de Boca en el partido, pero no del roquense para seguir en el plantel.

El papá lo notó muy tranquilo

“Me parece que voy como titular en Salta, por-que en la última práctica no hice nada”. Más o menos, así se encargó Miguel Caneo a través del teléfono de comunicarle a su papá que el soñado debut en la primera de Boca llegaba antes de lo previsto.

Cuenta Miguel padre que “lo noté muy tranquilo, lo único que atiné a pedirle fue que se soltara, que jugará como siempre”.

Recordó que “se fue a los dieciséis años, “Miguelito” se la jugó. Ojalá que lo pueda disfrutar al máximo. Encaró el partido más importante de su vida”.

Hasta último momento, “Miguelito” estuvo comunicándose vía email desde Tandil con su familia. Cuentan que en una de las comunicaciones, le escribió a su hermana comentándole que “el “viejo está más nervioso que yo”.

“No se quién me rompe más los h…. si (Jorge) Gri-ffa o vos (por su papá)”, le recriminó entre risas en una de las primeras comunicaciones desde Tandil, donde está cumpliendo la segunda pretemporada consecutiva con el plantel de Boca Juniors.

Los Caneo vieron el partido en familia, disfrutando el momento soñado.

Hasta ahora son todos elogios

Carlos Bianchi comentó que “de los que no conocía en Boca hay tres juveniles que me sorprendieron”, refiriéndose a Miguel Caneo, Pablo Jérez, Sebastián Ginóbili y Matías Silvestre.

El “Virrey” apuntó que “me demostraron que están rindiendo bien en lo físico y en lo futbolístico”.

Roberto Mouzo, uno de los ídolos de Boca, tuvo la posibilidad de dirigir a Caneo en las inferiores. Comentó que “es un enganche con muy buena técnica, tiene un manejo espectacular y panorama. También cuenta con la dinámica de un volante que va y viene, porque jugó en esa posición hasta que llegó a cuarta”.

Otro de los que habló del debut de Caneo fue Alberto N. Saldico, el técnico que lo hizo debutar en la primera división del Deportivo Roca. “Lo vi en un partido de quinta. Enseguida se lo pedí al “Negro” (por Luis Graneros). A ese chico lo quiero ya en el plantel mayor. Es una alegría el momento que está viviendo. No desaprovechará esta oportunidad. Es muy inteligente. Tiene un futuro enorme por delante”.


Comentarios


Caneo se puso la "10" en su debut más soñado