Cannabis Medicinal en animales: lo que hay que saber

Las mascotas también pueden recibir este tipo de tratamiento. Un especialista consultado por Río Negro nos cuenta sobre sus aplicaciones y temas de legislación.





El cannabis contiene más de 100 cannabinoides, pero hay dos que son los principales y que tienen muy diversos efectos y situación jurídica. Se trata del THC (Tetrahidrocannabinol) y el CBD (Cannabidiol).
Cada uno produce algo diferente pero ambos cannabinoides juegan roles importantes y funcionan perfectamente en conjunto regulándose mutuamente, se optarán por variedades más ricas en uno u otro compuesto.


La planta de cannabis es medicinal a través de fitopreparados como aceites, ungüentos, cremas, jabones e incluso la planta misma. Pero hay que tener en cuenta que la formulación del aceite y demás preparados no es siempre igual, sino que su preparación dependerá del grado de las diferentes patologías a tratar.


“La gente piensa que el aceite de cannabis es un frasquito, una gotita y listo, pero cada aceite lleva su combinación de THC y CBD de acuerdo a la enfermedad a tratar. No todos los aceites que se compran son adecuados para los diferentes tratamientos”, expresó José Massabo, médico veterinario de Neuquén, al ser consultado por Río Negro; y, aclaró que no prepara ni vende la medicina, solo realiza la prescripción médica.


“El Cannabis Medicinal en los animales se aplica a través de las transmucosas, levantando el labio superior de la boca del animal y frotando en las encías; también lo puede ingerir”, explicó el profesional.
La mayoría de los pacientes que buscan tratamiento con Cannabis Medicinal, antes de iniciarlo, se hacen un chequeo cardiológico y análisis de sangre completo para saber si las condiciones están dadas para dar curso el tratamiento según la patología. “Después se realiza un seguimiento continuo con los “compañeros humanos de los animales no humanos”, comentó Massabo.


La medicina se puede solicitar a cultivadores de confianza que vienen sosteniendo tratamientos médicos desde hace mucho tiempo y médicos que hace años investigan. “Actualmente, hay mucha gente que está en tratamiento con Cannabis y debe infringir la ley para poder cumplir con el tratamiento médico”, expresó Massabo.

Qué abarca la Ley 27350
La presente ley 27350 tiene por objeto establecer un marco regulatorio para la investigación médica y científica del uso medicinal, terapéutico y/o paliativo del dolor, de la planta de cannabis y sus derivados, garantizando y promoviendo el cuidado integral de la salud.
Según Massabo, la Ley 27350 solo los neurólogos recetan y en casos de epilepsia refractaria. Por eso, Massabo inició junto a su equipo de médicos veterinarios, Paula Lezcano y Facundo Ponzo, una campaña a través de las redes pidiendo la inclusión en la ley a “médicos veterinarios y a animales no humanos dentro de la regulación”.
La convocatoria de gran repercusión contó con el apoyo de colegas, tanto a nivel regional como nacional e internacional.

Para tener en cuenta

La mayoría de las consultas son por epilepsia refractaria, perros con artrosis en adultos, secuelas de moquillo canino, acompañamientos en animales oncológicos, déficit cognitivos en gerontes, apetito distante y todo tipo de problemas neurológicos.
Como en las personas, también puede ocasionar leves contraindicaciones tales como incoordinación al caminar, sueño, estimulación de apetito, vómitos, mareos, que al corregir la dosis desaparecen estos síntomas.
El CBD es el componente más buscado para uso medicinal. Tiene propiedades antiinflamatorias superiores a las del THC. Tratan aflicciones como artritis y reumatismo. Es anticonvulsivo y reduce los espasmos musculares, y es por esto que se lo suele recetar para la epilepsia refractaria. También es ansiolítico recetado en personas y en animales.


Comentarios


Cannabis Medicinal en animales: lo que hay que saber