Carguero irlandés se dirige hacia Gaza

Rechazaron la oferta de Israel de atracar en el puerto de Ashdod. El barco transporta ayuda humanitaria, con 20 activistas a bordo. Entre ellos está la Nobel de la Paz, Mairead Maguir, y el ex subsecretario general de la ONU, Denis Halliday.



#

Foto AP

MEDIO ORIENTE

Los tripulantes del carguero con bandera irlandesa “Rachel Corrie” rechazaron hoy la oferta de Israel de atracar en el puerto de Ashdod y depositar allí la ayuda humanitaria que llevan a la Franja de Gaza y continúan rumbo a la región, pese a la amenaza de Israel de que mantendrá el bloqueo.

Sólo unos días después del asalto israelí a una flotilla solidaria a la Franja de Gaza que dejó nueve muertos, los organizadores señalaron que se espera una segunda confrontación. “Nunca iremos al puerto israelí, de no ser por la fuerza”, dijo Mary Hughes, una portavoz de Free Gaza, a dpa.

La cofundadora de la organización “Free Gaza”, Greta Berlin, aseguró desde el puerto chipriota de Larnica que el barco con ayuda humanitaria para la población palestina continúa su curso con unos 20 activistas a bordo, entre ellos la Nobel de la Paz irlandesa Mairead Maguir y el ex subsecretario general de la ONU Denis Halliday.

El “Rachel Corrie” transporta un cargamento de unas 1.200 toneladas, que incluye 560 toneladas de cemento, así como 100 toneladas de quipo médico y unas 200 sillas de ruedas eléctricas y normales, así como papel, equipamiento deportivo o pinturas para niños. Hasta el momento, Israel no permite la entrada de cemento en la Franja de Gaza, con el argumento de que Hamas podría utilizar ese producto para reconstruir sus estructuras militares.

El portavoz del Ministerio del Exterior israelí, Jigal Palmor, insistió en que no permitirá al séptimo barco de la flota de la solidaridad con Gaza romper el bloqueo marítimo. “Gaza es aún un territorio en guerra por Hamas y sigue habiendo un bloqueo. Nuestra política no ha cambiado”, manifestó. Sin embargo, “no tenemos intención de tomar el barco si atraca en el puerto de Ashdod”, matizó.

“Hay propuestas para solucionar la cuestión de un modo positivo y tranquilo y ellos son quienes tienen la elección”, dijo sobre los activistas.

En Tel Aviv, una portavoz militar desmintió que el barco hubiese sido interceptado por la Marina israelí, tal como habían informado algunos medios.

El primer ministro Benjamin Netanyahu había advertido que Israel no toleraría una violación del bloqueo naval a la Franja de Gaza, aunque al mismo tiempo prometió suavizar en cierta medida las sanciones impuestas a ese territorio controlado desde hace tres años por el movimiento islamista Hamas.

La Marina israelí mató el pasado lunes a nueve activistas de la la “Flotilla de la Libertad”, compuesta por seis barcos con ayuda humanitara destinada a Gaza, durante el asalto, en aguas internacionales del Mediterráneo.

El presidente estadounidense, Barack Obama, consideró la intervención militar del lunes una “tragedia” con “víctimas mortales innecesarias” y destacó en el programa de “Larry king Live” que exige que se realice una investigación. Sin embargo, se negó a condenar a Israel.

Por su parte, el papa Benedicto XVI hizo un llamiento a la paz y la reconciliación mientras en el mundo islámico continuaron las protestas contra la acción militar y la respuesta estadounidense. El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, habló de un hecho sin sentido y Turquía anunció que limitará sus relaciones con Israel.

El viceministro de Turquía, Bulent Arinc, anunció hoy que su gobierno “reducirá” sus vínculos económicos y militares con Israel y que se evaluarán todos los convenios suscritos entre los dos países.

Entre tanto, la fiscalía general en Ankara ha comenzado a reunir evidencias para emprender acción penal contra los responsables del ataque israelí a la “Flotilla de la Libertad”, según informaron hoy medios turcos. La fiscalía turca ha solicitado los testimonios de varios activistas heridos en el asalto, de acuerdo con los medios. Además, se han realizado exámenes médicos que, al parecer, demuestran que los soldados israelíes actuaron con gran brutalidad.

Según el periódico “Radikal”, la fiscalía podría presentar demandas contra Netanyahu, su ministro de Defensa, Ehud Barak, y el jefe del Estado Mayor, Gabi Ashkenazi, por su responsabilidad en el ataque.

Además, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, no considera que la organización radical islamista Hamas, que gobierna la Franja de Gaza, sea una organización terrorista. Hamas llegó al poder a través de comicios democráticos, dijo en un discurso ante sus seguidorees en Konya, en Anatolia central. “Son palestinos en resistencia que luchan por su propio país.”

Por otra parte, las protestas continuaron hoy en Turquía y en el mundo árabe. En Estambul más de 20.000 personas acudieroncon con banderas turcas y palestinas al entierro de uno de los activistas fallecidos en el asalto israelí.

En Egipto la mayor concentración se produjo en Alejandría, con más de 15.000 personas que llamaban a cortar lazos con Israel y cerrar sus embajadas en todo el mundo árabe. En Jordania, Líbano, Siria, Yemen, Irak y también en la ciudad alemana de Hamburgo se registraron protestas similares.

En España, Israel siguió levantando ampollas: el embajador israelí Raphael Schutz comparó las nueve víctimas del ataque con los muertos de los accidentes de tráfico de los fines de semana, en declaraciones difundidas hoy por “El Periódico” de la ciudad de Barcelona.

DPA


Comentarios


Carguero irlandés se dirige hacia Gaza