Carreras pone bajo la lupa los contratos y sueldos de Lotería

La gobernadora trasladó a la Secretaría General la tarea de supervisar al ente, que este año manejará un presupuesto superior a los 1.000 millones

Hasta el momento la supervisión de los números de la Lotería estaba en manos del Ministerio de Economía.

Hasta el momento la supervisión de los números de la Lotería estaba en manos del Ministerio de Economía.

La gobernadora Arabela Carreras puso la lupa en la Lotería rionegrina, que tiene un presupuesto superior a 1.000 millones para el nuevo año.

Entre sus primeras medidas, la mandataria le asignó a la Secretaría General la supervisión plena del funcionamiento del ente provincial de los juegos de azar.

Así, el secretario Juan José Deco -un allegado incondicional de la mandataria- asumirá el monitoreo de la totalidad de los procesos de contrataciones y, entre otras cuestiones, de la política de personal de la Lotería.

El organismo de juego es autárquico, pero siempre existió mucha interrelación funcional con los distintos gobiernos, incluyendo las legisladas transferencias a áreas estatales que en el 2019 estarán por encima de los 400 millones.

Antes, en la gestión de Alberto Weretilneck, la Lotería estaba bajo el seguimiento de  Economía, con nula incidencia. Ahora, Carreras planteó otro esquema. Primero, ese seguimiento se lo transfirió a la Secretaría General, a partir de la reformulación de la reciente ley de ministerios.

A esa modificación le siguió un decreto del 20 de diciembre -bajo el número Nª 336- que reafirma ese control a la institución presidida por Luis Ayestarán.

 Actualmente, la Lotería tiene pendiente la anunciada rescisión de la concesión en los casinos de Bariloche.

Esta nueva norma es contundente en la injerencia de la Secretaria General en el organismo, que -según se presupuesto- dispondrá de 1.052 millones para este año, de los cuales, unos 526 millones se estiman en transferencias, 398 millones en servicios y, entre otros, 110 millones en salarios.

El primer artículo del decreto establece que el área de Deco está facultada para “entender en el funcionamiento y administración” de la Lotería, aprobando “pautas y objetivos que hagan a la actividad normal y habitual”, como también, “supervisar los procedimientos de contrataciones”. Prevé incluso que podrá suspender su “continuidad en caso de considerarlo inconveniente a los fines pretendidos por el Poder Ejecutivo”.

Otro apartado establece que el ente del juego deberá “requerir expresa autorización” a la Secretaría para las “incorporaciones de personal, renovar contratos laborales o cualquier otro movimiento que implique incremento de su plantilla de empleados”.

También requerirá permiso para “negociar y/o acordar cualquier tipo de cambio en las condiciones laborales que impliquen incrementos salariales”, o “mayor costo” para la Lotería.

El monitoreo alcanza a la cobertura de “vacantes originadas por finalización de contratos, jubilación, renuncias, licencias o por cualquier causa”.

Además, el decreto obliga al organismo a “propiciar, facilitar, coordinar, instrumentar, ejecutar y, en general, poner a disposición” de la Secretaría General de “todos los mecanismos, diligencias e información necesaria”.

Recursos

1.052
millones de pesos conforman el presupuesto total de Lotería de Río Negro para el ejercicio 2020.
526
millones de pesos están previstos para transferencias al sector público.

Cómo se reparten la recaudación y los premios

Las asignaciones de la Lotería a políticas públicas -fijadas por la ley- estarán superando los 400 millones en el 2019. El registro de noviembre fue de 49 millones, que se suman a 365,8 millones del resto del año.

La recaudación por juegos es mayor aunque gran parte corresponde a los premios. Por ejemplo, el movimiento de noviembre llegó a 220 millones, concluyendo en 49 millones para los organismos del Estado luego del reparto a los apostadores, las comisiones de las agencias y otros costos.

La ley 48 fue incorporando áreas en el reparto. En principio, Lotería aparta un 4% de “lo producido líquido de explotación” a las asociaciones de Bomberos Voluntarios.

El remanente del saldo se distribuye entre organismos públicos. Las porciones centrales se reservan para Salud y Educación, con el 77%. En noviembre compartieron unos 38 millones. Un 7% se asigna a la “promoción, desarrollo y emergencias sociales”. Un 4,6% se reserva Lotería para un “Fondo de reserva y capitalización” y otro 4% se destina al Fondo del Deporte y las Instituciones Deportivas.

El 2,90% tiene destino al Fondo Provincial de Turismo; el 1,7% al Fondo Editorial Rionegrino; el 1,5% al Sistema Bibliotecario Provincial; y el 1,3% para el Si.Pro.Ve. Se precisa que “los programas de promoción y desarrollo social a financiar son administrados por una Unidad Ejecutora Provincial del Pronur”.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Carreras pone bajo la lupa los contratos y sueldos de Lotería