“Carta abierta a la comunidad de Cipolletti”



Ante la grave situación que viene aconteciendo en el servicio de Pediatría del hospital Moguillansky en los últimos años, en donde en el medio de la pelea por recuperar los únicos beneficios logrados en diez años nos vimos gravemente difamados, intentando hacer creer a la población que no cumplimos con nuestras tareas como profesionales, tratando de manchar la trayectoria que hemos logrado con años de trabajo.

Por eso señor ciudadano déjenos contarle que existe en su hospital un servicio de Pediatría que cuenta con un plantel de seis pediatras full time y uno part time (dos de ellos con inminente jubilación).

Diariamente nos repartimos las tareas entre consultorios de demanda espontánea en la mañana, consultorios programados, internación y emergencias; nos encargamos de derivaciones en ambulancia de pacientes hacia instituciones privadas en Roca por no contar con terapia intensiva en nuestro hospital, como así también del traslado hacia centros privados para realizar estudios de alta complejidad como tomografías (cabe recalcar que estas salidas son muchas veces de madrugada en condiciones meteorológicas adversas, poniendo en riesgo la vida del paciente, familiares, enfermeros, choferes y médicos), y de la guardia activa a cargo de dos profesionales médicos, y debido al bajo número de pediatras contamos con nuestros compañeros especialistas en Medicina General que sin su valorada colaboración sería imposible sostener dicha prestación a la comunidad.

Recibimos pacientes para internación desde Catriel a Fernández Oro por ser centro de derivación, sin y con obra social, ya que es el único centro que cuenta con internación y guardia las 24 horas del día los 365 días al año. Y sin ser un dato menor podemos decir que sólo en el mes de marzo atendimos a 2.708 pacientes.

Por iniciativa propia de pediatras ante la necesidad de atención a pacientes con patologías especiales que requieren atención multidisciplinaria y con el fin de lograr el crecimiento personal y de nuestro servicio se crearon tres proyectos, los cuales aún no fueron reconocidos ni remunerados de ninguna manera: cuidados paliativos, que presta atención a familias y niños que presentan enfermedades limitantes para la vida, entre ellas las oncológicas y encefalopatías, muchos de ellos con requerimiento de asistencia respiratoria mecánica prolongada, consultorio de prevención y atención de maltratos y abuso sexual; y CISO (programa de atención a niños con sobrepeso y obesidad), que en el año pasado incorporó 103 pacientes.

Déjenos contarles que desde que fue creado nuestro servicio no hemos logrado que nuestros pacientes sean incorporados al sistema de registros estadísticos, por lo que somos nosotros mismos quienes realizamos esta tarea y por eso podemos decirles que este grupo de pediatras puede justificar que trabajamos lo suficiente para caminar con la frente en alto, sintiéndonos personas comprometidas, sensibles al sufrimiento de nuestros niños y padres, que no sólo peleamos por un reconocimiento económico y el ingreso de más pediatras, sino que peleamos para que su hijo sea atendido por un profesional que se encuentre en condiciones óptimas para poder asistirlo, peleamos por lograr tener un tomógrafo, una terapia intensiva infantil y un centro oncológico en su hospital.

Todo esto no podemos hacerlo solos, por eso les pedimos que apoyen esta lucha, que es de todos.

Gracias.

Servicio de Pediatría del hospital Cipolletti

Nelly Genoveva Rodríguez

DNI 13.253.380


Comentarios


“Carta abierta a la comunidad de Cipolletti”