Un día histórico




Héctor Luis Manchini, DNI 7.779.947
ZAPALA

El 1/8/22 el fiscal Diego Luciani requirió a la vicepresidente de la Nación Cristina Elizabet Fernández por haber organizado junto a su esposo Néstor Kirchner una asociación ilícita con el fin de expoliar a la Argentina, esto es, como define la RAE “despojar algo o a alguien con violencia o con iniquidad», iniquidad «maldad o injusticia grande”.

Todo ello en su alegato que llevará 9 audiencias donde se desarrollaran los detalles de una conspiración criminal de la pareja, aun antes de asumir el gobierno consistente en elegir a un victimario -Lázaro Báez- transformando a un simple empleado de banco a poderoso empresario de obras públicas especialmente obras viales otorgándole el 90% de la obra pública de Santa Cruz en el período 2003-2015.

La alocución del fiscal Luciani fue una obra de arte extraordinaria que expone con solvencia el delito y el daño doloso que nos ocasionaron a todos los argentinos los principales representantes del Poder Ejecutivo.

Confieso que a pesar de haber trabajado toda mi vida en la justicia neuquina la forma y el fondo de la exposición magistral del fiscal Luciani me conmovió y me reconcilió con la moral, la ética y los valores que parecían haber desaparecido del derecho.

La firmeza de la acusación me hizo recordar a la frustración que un grupo de malvados llevaron a cabo al asesinar al fiscal Alberto Nisman con el objeto de callar la verdad por siempre a través del silencio infinito que provocó su muerte, pero se equivocaron, hoy el Dr. Luciani y su equipo de trabajo pusieron de manifiesto que la lucha por la verdad recobró su vigencia y aquellos que se atrevieron a defraudar el objetivo que manda el Preámbulo de la Constitución Nacional cuando dispone la necesidad de afianzar la justicia se identifica con la verdad y se realiza cuando esta se concreta por la acción de mujeres y hombres que no dudan en exponerla triunfando al realizarla.

Hoy es un día histórico donde el Poder Judicial muestra su mejor versión, donde el titular de la vindicta pública con fundamento -como se dijo en un medio periodístico- en 3 toneladas de pruebas, encontrará al fin del camino una condena justa tan esperada por un pueblo que pretendieron, un grupo de delincuentes, ponerlo de rodillas y finalmente se toparon con la fuerza de la verdad expresada con excelencia inigualable.

Diego Luciani y sus pares cumplieron sobradamente el rol que les corresponde y que culminará con el triunfo de la verdad inapelable.


Comentarios


Logo Rio Negro
Un día histórico