Cascón volvió a confrontar con el Tribunal de Contralor

Según el intendente el organismo se está manejando “con objetivos más políticos que técnicos”.




Cascón acusó al tribunal de afectar la gobernabilidad.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El intendente Marcelo Cascón confrontó una vez más en duros términos con el Tribunal de Contralor, lo acusó de “afectar la gobernabilidad” del municipio y de desplegar “acciones intimidatorias” hacia los funcionarios. El Tribunal de Contralor había condenado semana última a la directora de Control de Gestión, Luisa Hoffmann, a pagar 4.100 pesos por su actuación en el concurso de precios para la compra de una máquina vial que estuvo plagado de irregularidades. En forma complementaria y por el mismo caso recibió una multa de 1.500 pesos el ex coordinador de la Unidad Ejecutora de Obras Públicas, Ramiro Varise, quien un mes atrás renunció al cargo. Según Cascón, el Tribunal de Contralor se maneja “con objetivos más políticos que técnicos”. El intendente se enojó en particular con un párrafo de los contralores sobre la “ejemplaridad” del fallo. Dijo que el Tribunal de Contralor “no puede dar ejemplo de nada”, porque omitió hasta ahora el llamado a concurso para designar sus asesores y también porque demora el dictamen sobre el balance municipal 2008. Uno de los vocales del cuerpo, Oscar Cannizzaro, le contestó minutos después que el balance 2008 todavía no fue remitido al Tribunal. Dijo que hace tres meses se lo pidieron por nota a Cascón advirtiéndole que debió presentarlo en marzo de 2009 y que el 6 de septiembre último el propio intendente les contestó que lo enviaría a fines de ese mes. Hasta ayer en el Tribunal no tenían noticias. Cascón se quejó de que la falta de aprobación de balances le impide al municipio acceder a un crédito bancario que le permitiría afrontar obligaciones urgentes sin depender del giro en descubierto, a un costo mucho mayor. Al cabo del juicio de responsabilidad seguido contra Hoffmann, el Tribunal consideró que la responsable de Control de Gestión había ignorado la obligación de darle parte en el concurso de precios al propio organismo de contralor. Tampoco exigió libre deuda a las empresas participantes y aceptó ofertas por correo electrónico, cuando debieron ser presentadas en sobre cerrado. Cascón admitió que hubo errores, pero los minimizó. Recordó que en su momentos los salvaron con un segundo concurso de precios. En el nuevo llamado se impuso la misma empresa, que ofreció la misma máquina pero a un costo sensiblemente menor.


Comentarios


Cascón volvió a confrontar con el Tribunal de Contralor