Casi 8.000 anotados para cubrir 20 puestos de maestranza en la Justicia

La convocatoria es para cubrir vacantes en las cuatro circunscripciones y comprende al personal de mantenimiento, cafetería y cadetería interna.





En un reciente llamado a concurso para cubrir puestos de maestranza en el Poder Judicial de Río Negro hubo casi 8.000 inscriptos para unas 20 vacantes que se producen por año en el total de circunscripciones que posee dicho organismo en la provincia.

A nadie escapa que la necesidad de trabajo es una realidad que desde hace tiempo golpea puertas en una gran cantidad de hogares de la Argentina, una situación que se repite a nivel provincial. Basta con conocer unos pocos números para tomar real dimensión de esta problemática.

Para ilustrarlo valen algunos ejemplos. Hace unos días en Conesa, la convocatoria para formar allí un cuerpo para el Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales -Splif- convocó a más de 200 personas, en su mayoría jóvenes, quienes apostaron a esa oportunidad que era sólo para conformar un plantel de 25 personas.

Ahora la historia se repite pero con números aún más contundentes. En un reciente llamado de la Justicia rionegrina para cubrir vacantes en las distintas circunscripciones judiciales de la provincia, se anotaron exactamente 7.961 personas para los concursos de maestranza y servicios. El rubro comprende al personal que realiza tareas de mantenimiento, cafetería y cadetería interna.

Requisitos

De acuerdo a las bases y condiciones del concurso publicadas y aceptadas por los participantes al momento de inscribirse, serán preseleccionados aquellos postulantes que tengan título secundario y que vivan en la localidad donde se produce la vacante.

Luego de esta primera preselección por circunscripción se realizará un sorteo público, mediante el cual se asignará a cada persona un número de orden para ser llamado por localidad.

Se convocará inicialmente a las primeras 50 personas del sorteo para su evaluación. Tras los exámenes, se conformará un orden de mérito para cada localidad. A partir de allí, y de acuerdo a las vacantes, se darán los ingresos.

En caso de agotarse ese orden de méritos y prelación, se convocará a las personas que hayan sido sorteadas del 51 al 100 para evaluarlas y conformar un nuevo orden, y así sucesivamente.

Personal de Recursos Humanos se encuentra en plena etapa de procesar la abundante información surgida de estos casi 8.000 inscriptos. Se estima que en el mes próximo se podrá realizar el sorteo público.

El listado con el orden de prelación para llamar a los grupos tiene una vigencia de 3 años. Transcurrido ese período se puede llamar a una nueva inscripción o prorrogar su vigencia.

La localidad con más inscriptos es Viedma, con 3.210 anotados. Le siguen Roca con 2.650, Bariloche con 991, Cipolletti con 889, Allen con 819, Villa Regina con 645, Choele Choel con 389, Luis Beltrán con 303, El Bolsón con 266 y Catriel con 155 inscriptos.

Con estos concursos convocados cada tres años son ocupadas las vacantes que naturalmente surgen, sobre todo, por el acceso a los beneficios jubilatorios del personal, pero que sólo significan un promedio de cinco cargos por año en cada una de las circunscripciones judiciales. Escasa oferta para tanta demanda que no deja de ser una gran oportunidad al significar estabilidad laboral, un sueldo de bolsillo de 20.000 pesos sin antigüedad, permanencia, ni título en el Poder Judicial.

Con estos concursos convocados cada tres años son ocupadas las vacantes que naturalmente surgen, sobre todo, por el acceso a la jubilación.

La importancia

de la capacitación

Estos concursos como los judiciales tienen como exigencia básica que los interesados tengan el secundario aprobado, excepto para cubrir cargos en el área de mantenimiento, y que residan en la localidad donde se produce la vacante.

El salario, la estabilidad laboral y la cobertura social son motivo más que suficientes para generar el interés de los inscriptos. Queda claro que dentro de los requisitos que se solicitan hoy para comenzar a trabajar es fundamental contar con algún tipo de estudio o capacitación, lo que otorgará más chances a los postulantes.

Fuerte demanda

Datos

Con estos concursos convocados cada tres años son ocupadas las vacantes que naturalmente surgen, sobre todo, por el acceso a la jubilación.
3.210
anotados hubo sólo en Viedma, interesados en cubrir las vacantes que se producen cada tres años.
10
ciudades (4 circunscripciones judiciales) son las que esperan por el nuevo personal.
20.000
pesos de bolsillo es el promedio salarial para el que ingresa como maestranza a la Justicia, a lo que se suma la estabilidad y la obra social.

Temas

Río Negro

Comentarios


Casi 8.000 anotados para cubrir 20 puestos de maestranza en la Justicia