Caso Millaguán: testimonial a domicilio

La víctima declaró en la casa de su madre. Las lesiones le impidieron acudir a Tribunales.



#

La jueza Susana Milicich, la fiscal Zaratiegui y una de las defensoras junto a la hermana de Nicola.

VIEDMA (AV).- Rodolfo "Toti" Nicola declaró ayer en el juicio que se sigue al ex concejal de Viedma Juan Millaguán y a Alberto Puig. La presidenta del Tribunal de juicio, Susana Milicich de Videla, se trasladó hasta el domicilio de la madre de Nicola en el barrio IPPV y recibió declaración a la víctima de las lesiones que le dejaron graves secuelas neurológicas. Esas consecuencias le imposibilitaron trasladarse a Tribunales para declarar en las primeras audiencias de este juicio.

En la tarde de ayer la jueza Milicich de Videla, acompañada por la Fiscal de Cámara, Adriana Zaratiegui, los defensores de los dos imputados y la secretaria del Tribunal, se constituyó en la vivienda de calle Resistencia.

Este testimonio tenía un importante valor para los camaristas y las partes pero por indicación del neurólogo que atiende a Nicola, no había sido posible escucharlo en las audiencias. Ahora, con esta declaración, el Tribunal estaría en condiciones de pasar a los alegatos para dar por finalizado el juicio que comenzó hace más de un mes.

Millaguán está acusado del presunto delito de lesiones graves y Puig de presunta tentativa de homicidio por haber participado ambos en una pelea callejera en el barrio Lavalle de esta capital en diciembre de 2006. En la misma, el joven Rodolfo "Toti" Nicola resultó gravemente herido al ser golpeado con una pesada piedra mientras se encontraba en el piso.

La ausencia de Nicola por recomendación médica a la primera citación generó que los jueces solicitaran un informe a los forenses y finalmente realizaran la visita al domicilio.

Según trascendió, las secuelas graves que sufrió por el violento impacto en la cabeza lo dejó al borde de la muerte durante un largo tiempo y en la actualidad lo imposibilita de acceder a algún trabajo para dar sustento a su mujer y a sus hijos.

El joven no reside en la casa adonde ayer se trasladaron las funcionarias y los abogados defensores sino que vive en una casilla construida con cantonera en el Loteo Silva, ubicado a unas 15 cuadras del barrio IPPV.

De allegados de Nicola trascendió que el joven no recordaría detalles de lo sucedido en el violento episodio y que no sabría en definitiva quién le arrojó la piedra, porque en ese momento ya se encontraba tirado en el piso y en franca inferioridad de condiciones en relación a quienes lo golpeaban.


Comentarios


Caso Millaguán: testimonial a domicilio