Cavallo demanda la "ley de competitividad" para reactivar

La norma pide facultades extraordinarias para avanzar en una reforma del Estado.

Los puntos claves de la ley

El proyecto de ley de competitividad que el ministro Domingo Cavallo presentó ayer y envió anoche al Congreso nacional pide facultades extraordinarias para avanzar en una reforma del Estado en la cual, entre otros puntos, se prevé sujetar "a normas del derecho privado" a los empleados públicos.

La iniciativa también le faculta al Poder Ejecutivo la creación de un impuesto a las transacciones financieras y la modificación de la legislación laboral, previsional y de seguridad y asistencia social.

Asimismo, se prevé la formación de un Fondo de Emergencia Pública para "la preservación del crédito público y la recuperación de la competitividad de la economía".

Cavallo justificó el pedido de facultades especiales en el hecho que "el Congreso no tiene la velocidad que tiene el PEN para aplicar estas reformas".

El jefe del Palacio de Hacienda indicó que "las facultades apuntan a tres áreas:

• Reforma del Estado, para remover las áreas que tienen excesiva burocracia.

• Simplificar y desregular en todas las materias lo que inhibe la generación de empleo.

• Autorizar a eliminar y crear exenciones y bajar tasas impositivas y crear tasas que impulsen las obras públicas.

Pidió apoyo

En una conferencia de prensa que utilizó para pedir apoyo a los agentes económicos y a la población, el ministro de Economía presentó el proyecto de ley por el que se impulsa la modificación de la Ley de Cheque, se busca delegar en los bancos la disposición del cierre de cuenta corriente y se derogan las multas establecidas por el libramiento de cheques sin fondos o con defectos formales.

Precisó que el impuesto a las transacciones financieras (ITF) podrá ser tomado total o parcialmente como pago a cuenta del IVA o Ganancias por el titular de la cuenta.

A partir de la sanción de esta ley se reduce a 1.000 pesos, el monto obligatorio para el pago con cheques.

La alícuota de este impuesto será fijada por el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) con un tope máximo del 6 por mil y se afectará a débitos y créditos en cuenta corriente bancaria.

Para que el PEN pueda disponer de esta norma se requiere la delegación de atribuciones del Congreso nacional, pedido que está contemplado dentro de la Ley de Competitividad.

La norma propuesta exceptúa del gravamen al Estado (Nacional, Provincial y Municipal), misiones diplomáticas y consulares extranjeras a condición de reciprocidad.

También quedarán al margen del impuesto entidades reconocidas como exentas, como la Dirección Nacional Impositiva (DGI) y la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

El impuesto comenzará a regir a partir de la publicación de la ley y tendrá efecto sobre los débitos realizados hasta el 31 de diciembre de 2002.

La fiscalización quedará a cargo de la DGI y los plazos y oportunidad de pagos quedarán a consideración de la AFIP.

Cavallo aseguró que los recursos que se obtendrán por el nuevo gravamen se destinarán a sostener el financiamiento del proyecto de Ley de Competitividad, que pretende bajar los costos de producción en un 20 por ciento.

El ministro defendió la reimplantación de este tributo - que él mismo dispuso eliminar en 1992- por considerar que es "de muy segura recaudación" y se cobra en el momento en el que hay liquidez".

Consultado sobre la conformación de su gabinete, Cavallo se abstuvo de brindar precisiones y sólo comunicó que "será anunciado en las próximas semanas".

Utilizó la palabra "depresión" para calificar a la actual crisis y aseguró que en caso de votarse la ley de Competitividad se podrá superar y además se exhibirá ante el mundo que además "la Argentina es solvente fiscalmente". Además ratificó la "plena vigencia del Plan Federal de Infraestructura" Y aseguró que están "disponibles" los fondos destinados al incentivo docentes. (DyN)

Estalla explosivo en local de AR

Un artefacto explosivo de fabricación casera estalló en la madrugada de ayer frente a la sede del partido Acción por la República, del nuevo ministro de Economía argentino Domingo Cavallo, en un barrio de Buenos Aires, sin causar víctimas.

La explosión generó algunos daños materiales en el local y en un comercio cercano, y hasta anoche se desconocía quiénes fueron los autores del ataque. La investigación quedó a cargo de la justicia federal.

Cavallo asumió ayer como jefe del Palacio de Hacienda, luego de una intensa crisis política y económica en el país agravada el viernes tras el anuncio de su antecesor, Ricardo López Murphy, de un estricto plan de reducción del gasto público. El lunes se registró un primer atentado explosivo contra la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas, donde trabajaba López Murphy y sus más cercanos colaboradores, causando en esa oportunidad sólo algunos daños materiales. (DPA)

"El incentivo docente está vigente"

El ministro de Economía, Domingo Cavallo, aseguró anoche que el Fondo de Incentivo Docente está "plenamente vigente" y dijo que "no hay ningún cambio que se deba anunciar" sobre su forma de pago.

"El Fondo de Incentivo Docente está plenamente vigente porque está contemplado en la ley de Presupuesto, que no ha sido modificada, y no hay ningún cambio que se pueda anunciar o que se deba anunciar al respecto", enfatizó el flamante titular del Palacio de Hacienda.

Afirmó que el paro realizado ayer por los docentes "es historia porque ya pasó". De esa manera, intentó transmitir tranquilidad al sector educativo, que comenzó la semana con paros y movilizaciones ante los anuncios del ex ministro de Economía, Ricardo López Murphy, quien elaboró un plan de ajuste por 360 millones de pesos en el presupuesto educativo y transfería a las provincias el pago del plus salarial para los maestros.El plan de ajuste en Educación encontró un férreo rechazo de toda la dirigencia sindical, de los movimientos estudiantiles, de todo el arco político opositor y desató una polémica en el seno de la Alianza, que le costó la renuncia a López Murphy y generó la convocatoria de Cavallo para que busque una salida alternativa al ajuste.

Inclusive, el principal gremio docente (CTERA) amenazó con volver a montar la carpa docente que estuvo frente al Congreso durante los últimos años del gobierno de Carlos Menem.

La Bolsa no levanta cabeza

La falta de precisiones en el apoyo político a las medidas propuestas por el Ministerio de Economía, el arrastre de los mercados internacionales y los malos informes sobre la economía argentina de las calificadoras Fitch y Moody"s, además del contundente paro de actividades de la CGT disidente, constituyeron ayer la combinación para que la Bolsa de Comercio cayera por décimo día consecutivo.

La ausencia de señales de recuperación del mercado argentino -reflejada también en la suba del riesgo país y de las tasas interbancarias- causó preocupación en varios países, ya que la Bolsa de Madrid retrocedió un 3,4% en gran medida por los temores de los inversores sobre los resultados de las empresas españolas en el país.

Por otra parte, el gobierno brasileño decidió postergar la colocación de un bono ante la volatilidad del mercado, precisamente a raíz de la crisis argentina.

El índice Merval cerró en 428,08 puntos, con una caída del 0,82 por ciento, con lo que acumula un retroceso de 1,78 por ciento en marzo. Pese al ostensible retroceso de las últimas dos semanas, todavía conserva un nivel positivo del 2,71 por ciento. El Merval Argentino (M.AR) cayó un 0,74% en la jornada.

Sobre 36 acciones operadas, se registraron 11 alzas, 6 sin cambio y 19 bajas. Las principales alzas fueron Pérez Companc (2,70 por ciento), Sociedad Comercial del Plata (2,33 por ciento), Carlos Casado (2,27 por ciento) e Indupa (2,02 por ciento), mientras que las principales bajas fueron Sniafa (16), Telefónica (5,28 por ciento), Banco Francés (4,49 por ciento) y Transener (3,90 por ciento).


Comentarios


Cavallo demanda la «ley de competitividad» para reactivar