Central no pudo continuar con su sueño “copero”



El empate como local con el Cruz Azul lo dejó eliminado. Los mexicanos definirán con Boca la clásica Libertadores.

Rosario Central resignó anoche la posibilidad de acceder por primera vez en su historia a la final de la Copa Libertadores de América al empatar como local a Cruz Azul de México, por 3 a 3, en la revancha de la ronda semifinal del certamen.

Sergio Almaguer puso en ventaja al equipo mexicano a los 7 minutos del primer tiempo y Juan Antonio Pizzi anotó el empate de penal, a los 37 del mismo período.

Luego Rafael Maceratesi puso en ventaja al equipo de Edgardo Bauza a los 42, mientras que a un minuto del final del primer tiempo Héctor Adomaitis empató el encuentro en dos goles.

A los 14 minutos del complemento Maceratesi le devolvió nuevamente la ilusión a Central al anotar el tercer gol, pero todo se derrumbó cuando a un minuto del final del encuentro Juan Palencia consiguió el empate para los mexicanos, que en el partido de ida se impusieron por 2 a 0.

Con este resultado, Cruz Azul recibirá el miércoles en el estadio “Azteca” a Boca Juniors, que con este resultado aseguró su participación, por segundo año consecutivo, en la final de la Copa Intercontinental -será ante Bayern Munich-, ya que el conjunto mexicano, invitado a la Libertadores, no está habilitado para disputar esa cita en Tokio.

En los primeros minutos, y en términos de actitud, Central no defraudó a las cuarenta y cinco mil personas que poblaron el estadio, ya que tuvo durante cinco minutos acorralado a Cruz Azul, sin permitirle cruzar la mitad de la cancha.

El equipo mexicano no tuvo siquiera necesidad de atacar para ponerse en ventaja. De un córner desde la derecha surgió la primera jugada fatal para Tombolini: el arquero no retuvo la pelota, y le permitió a Almaguer marcar el primer gol en el segundo palo. El estadio quedó en silencio.

Con el 1 a 0, Cruz Azul se adueñó del dominio, y si bien la pelota siguió en poder de Central, el conjunto visitante manejó con inteligencia los espacios, sobre todo cuando el juego pasaba por los pies de Adomaitis y “Matute” Morales.

A los 37 minutos, un penal cobrado por el chileno Sánchez, luego de una mano de Galdames, Central renació entre las cenizas con el empate de Pizzi, que le pegó a la izquierda de Pérez.

El delirio se desató a los 42 minutos, cuando Pizzi aguantó un balón en la medialuna, y dejó a Maceratesi de cara al gol; el “Rafa” definió con maestría y puso el 2 a 1 parcial.

Sin embargo, la fiesta fue efímera y duró dos minutos, hasta un nuevo error de Tombolini. El arquero salió mal a cubrir a un costado, ante un centro pasado rechazó hacia el medio y le dejó el empate servido a Adomaitis, quien no lo perdonó.

El desconcierto de Central fue tan grande que tuvo la solución a su alcance, pero no supo verla. Encontró la ventaja mínima con un desborde de Federico Arias, que ingresó por De Bruno. El centro fue conectado por Maceratesi quien definió en el primer palo. Fue a los 14 minutos, y la única vez en que el local abrió la cancha, con juego asociado.

El resto de los intentos fueron desesperados, despojados de razón, ya que sólo apeló a los centros.

Cruz Azul selló una labor magnífica con un gol de igual factura y de la mano su mejor hombre, como fue Francisco Palencia en el último minuto.

“Mostramos nuestro nivel”

“Cumplimos con las expectativas que nuestra participación había despertado. Estamos en la final y mostramos nuestro nivel. Ahora a festejar y después empezar a pensar en Boca”. Lo expresó el defensor Melvin Brown después del empate que Cruz Azul logró frente a Central y le alcanzó para meterse en la final de la Copa Libertadores.

“Fue un partido duro, como lo habíamos imaginado. Central se jugó entero y nos complicó”, apuntó el defensor.

Agregó que “ahora tenemos que pensar en Boca, a ilusionarnos con la posibilidad del título y podemos hacer historia”.

•Dos pantallas gigantes: Agotadas las entradas para el partido que Rosario Central y Cruz Azul de México jugaron anoche por la restante semifinal de la Copa Libertadores, los dirigentes locales habilitaron en el sector céntrico dos pantallas gigantes que lo transmitieron en forma directa.

Esas pantallas fueron instaladas en el Parque España por iniciativa de dos empresas líderes de la ciudad, como son Cablevisión y la agencia de turismo Transatlántica.

Quienes no pudieron adquirir entradas, pudieron observar las alternativas del juego desde la explanada central del Complejo Cultural Parque de España, a la vera del río Paraná.

Intimarán a los clubes que tienen deudas

Futbolista Argentinos Agremiados (FAA) anunció ayer que intimará a los clubes para que presenten en la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) los montos de la deuda que mantienen con sus jugadores para cumplir con el convenio firmado entre ambas entidades.

Fuentes de la AFA aseguraron que hasta ayer ningún equipo de la primera división, ni de los clubes que militan en la B Nacional oficializaron las deudas que mantienen con sus planteles.

Uno de los máximos dirigentes de Agremiados, Sergio Marchi, comentó que “nuestros asesores legales están preparando las correspondientes intimaciones”.

Los jugadores de los clubes Cambaceres, All Boys, Colegiales y Estudiantes de Buenos Aires cobraron el treinta y cinco por ciento de la deuda que los clubes mantienen con esos futbolistas, tal como acordó la AFA con Agremiados después de levantar una huelga que duró diez días.

Según anunciaron ayer voceros de la máxima institución del fútbol argentino, hoy cobrarán Berazategui y Deportivo Morón, que completan la lista de equipos que blanquearon las deudas que mantienen con los jugadores.

El pasado 1 de mayo, Agremiados convocó a una huelga del sector en reclamo de los sueldos adeudados. La medida se extendió durante diez días hasta que la AFA se comprometió a pagar el 35 por ciento de la deuda, mientras que el resto lo saldará el 31 de julio, según el acuerdo sellado el 10 de mayo.

En otro orden, fuentes de la AFA revelaron que ninguno de los clubes cumplió con el trámite de presentación del presupuesto correspondiente a la temporada 2001-2002.

Sólo el quince por ciento de los clubes inició el trámite, aunque hasta hoy no lo completó.

Ante esta situación, la AFA decidió otorgar una prórroga a los clubes hasta el 31 de julio, y a partir del 1 de agosto comenzarán a aplicarse las sanciones que van desde las multas y quita de puntos hasta llegar a la desafiliación.


Comentarios


Central no pudo continuar con su sueño "copero"