Chile debe exhibir ‘La última tentación de Cristo’

La Corte Interamericana de Derechos Humanos se lo ordenó.

San José (EFE).- La Corte Interamericana de Derechos Humanos, en un fallo conocido ayer en San José, exigió a Chile eliminar la censura previa y permitir la exhibición de la película “La última tentación de Cristo”.

Aunque Chile dijo que estaba en proceso de eliminar la censura previa, la CIDH lo condenó por haber violado el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión con la censura impuesta desde 1989 (al final del mandato del dictador Augusto Pinochet), y ratificada por la Corte Suprema chilena el 17 de junio de 1997, al filme de Martin Scorsese.

Se trata de la primera condena a Chile en la historia de la Corte, un órgano autónomo de la Organización de Estados Americanos establecido en San José en 1979.

Aunque Chile todavía busca a algunos de los más de 3.000 muertos por la dictadura, ni uno solo de esos brutales casos llegó a la CIDH, mientras que su condena por violación de los derechos humanos se produjo en un gobierno democrático y provino del reclamo de jóvenes que no pudieron observar una película.

El tribunal interamericano le dio la razón a Juan Pablo Olmedo Bustos, Ciro Colombara López, Claudio Márquez Vidal, Alex Muñoz Wilson, Matías Insulza Tagle y Hernán Aguirre Fuentes, que el 15 de enero de 1999 demandaron a Chile por prohibir la exhibición del filme, según el fallo, de 59 páginas.

El texto dice que el gobierno de Chile “no aportó pruebas” de descargo, pero sí se consignan declaraciones del anterior presidente chileno, Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1994-2000), dichas ante el Congreso en que reafirma su voluntad de eliminar la censura previa y en favor “de la libre expresión de ideas y creaciones culturales”.

Según la resolución, tales manifestaciones forman parte “de la esencia de una sociedad de hombres libres dispuestos a encontrar la verdad a través del diálogo y la discusión y no mediante la imposición o la censura”.

“En democracia no puede existir censura previa ya que un sistema democrático supone una sociedad abierta con libre intercambio de opiniones, argumentos e informaciones”, añade la sentencia.

“El Estado (chileno) violó el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, consagrado en el artículo 13 de la Convención Americana de Derechos Humanos”, dictaminó la Corte.

Los magistrados de la CIDH pidieron al Estado de Chile que “modifique su ordenamiento jurídico interno” en un plazo razonable, con el fin de “suprimir la censura previa para permitir la exhibición de la película “La última tentación de Cristo” .

En un plazo de seis meses, Chile debe presentar un informe sobre las medidas tomadas, es decir, permitir la libre exhibición del filme, que, paradójicamente, cuando los afectados visitaron San José para ofrecer sus testimonios, era ofrecido en las carteleras como una vieja película.

Los jueces condenaron al Estado chileno al pago de 4.290 dólares como reintegro de gastos generados por gestiones efectuadas por las víctimas y sus representantes durante la presentación de la demanda.

Tienen que reformar la Constitución para cumplir

Santiago de Chile (EFE).- El gobierno chileno reformará la Constitución Política y la Ley de Calificación Cinematográfica para cumplir el fallo de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que condenó al Estado chileno por la censura de la película “La Ultima Tentación de Cristo”, prohibida en 1997.

Las dos reformas permitirán suprimir la censura previa y modificarán el alcance de la calificación de las películas para su exhibición en el país, dijo el ministro suplente de Relaciones Exteriores, Heraldo Muñoz.

“Esta sentencia representa para Chile la oportunidad de profundizar en el proceso de reformas constitucionales y de expansión de las libertades públicas y continuar armonizando nuestra legislación a las normas internacionales sobre derechos”, declaró el canciller.

La Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José (Costa Rica) y dependiente de la OEA, condenó al Estado chileno por incumplir la Convención Americana de Derechos Humanos, suscrita por este país en 1991. Este tratado prohíbe la censura previa y preserva el derecho a la libertad de expresión.

La demanda fue interpuesta en enero de 1999 por un equipo de seis abogados y se refería a la violación de varios artículos del Tratado de San José de Costa Rica “derivada de la censura judicial impuesta a la exhibición cinematográfica de la película ‘La Ultima Tentación de Cristo’, y que fue confirmada por la Corte Suprema de Chile el 17 de junio de 1997”.

Larga historia de censuras

La censura cinematográfica en Chile está avalada por un decreto ley aprobado en octubre de 1974 -en los primeros meses de la dictadura de Augusto Pinochet- que asignó al Consejo de Calificación Cinematográfica, integrado inicialmente por militares, la función de revisar las películas que llegan a Chile.

Con la restauración de la democracia, en 1990, este organismo cambió su composición.

Días atrás, una sala de cine de arte fue desautorizada para exhibir la película “Pepi, Luci y Bom, y otras chicas del montón”, el primer filme del director español Pedro Almodóvar. La cinta fue prohibida en 1992 por el Consejo de Calificación Cinematográfica y no pudo exhibirse en un reciente festival de cine debido a que la legislación chilena impide calificar una película dos veces.

En Chile también está prohibida la película “Las Edades de Lulú”, del director español Bigas Luna, y basada en la opera prima homónima de la escritora Almudena Grandes.


Comentarios


Chile debe exhibir ‘La última tentación de Cristo’