Cien años de Salinger: 4 libros imperdibles

El 1º de enero se cumplieron cien años del nacimiento del enorme escritor Jerome David Salinger. Y aunque su obra cabe en la palma de una mano, y pesa unos pocos gramos, todos y cada uno de sus relatos o breves novelas son necesarios. Un clásico.

Fue una leyenda en vida. Y también después de su muerte. Jerome David Salinger, más conocido como J. D. Salinger, ese escritor que vivió oculto por más de 40 años, hubiera cumplido en estos días 100 años.

No lo hubiéramos visto. El gran autor, que dejó su huella en pocos pero esenciales libros, no hubiera soportado esta era de redes sociales y exhibicionismo.

Él, que era un cultor de la privacidad, no hubiera comprendido esta necesidad de hacer conocer a todos qué hacemos o pensamos a cada rato. “Hay una paz maravillosa en no publicar. Es pacífico. Tranquilo. Publicar es una terrible invasión de mi vida privada. Me gusta escribir. Amo escribir. Pero escribo sólo para mí mismo y para mi propio placer”, dijo Salinger la única vez que rompió el silencio. Fue en 1974.

A esa altura ya hacía casi 10 años que no publicaba nada.

Su producción literaria fue limitada: además de “El guardián en el centeno”, apenas hubo unos pocos libros más.

Aunque sus seguidores seguro dirán que hacía falta más, lo cierto es que todo lo que dejó está la altura de su mito. Y nada de lo que se escribió sobre él o se filmó después de su muerte (ocurrida hace nueve años) sumó un solo renglón que valga la pena. Ya había escrito él, en sus propios libros, las historias que quería que conociéramos.

“El guardián en el centeno”

“Franny y Zoe”

“Levantad, carpinteros, la viga…”

Datos

Salinger lo escribió cuando tenía 32 años, en 1951. Y esa historia de un adolescente que deja su casa y se aventura por Nueva York le valió la fama inmediata. Holden Caufield –el protagonista– se convirtió rápidamente en el Huckleberry Finn de la época. Más cínico, y más tierno también. Un libro que aún hoy sigue vendiendo más de 250.000 ejemplares al año.
Franny y Zoe son dos hermanos que forman parte de la extensa familia Glass, protagonista de varios de los cuentos de Salinger (como “Un día perfecto del pez banana” o “Levantad, carpinteros…”), familia de genios precoces que a medida que crecen cambian esa genialidad por resentimiento, agotamiento y frustración. Este es el libro más “tierno” de J. D.
Este libro marca el final de la producción de J.D. Salinger. Efectivamente, en 1963, tras escribir y publicar el críptico “Levantad, carpinteros, la viga del tejado y Seymour: una introducción” (dos libros en uno), el autor hizo su último acto de magia: desapareció tras las paredes de su casa-búnker en New Hampshire. El libro está protagonizado por la familia Glass.

Temas

Libros
Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora