Cinco estudiantes universitarios muertos por una avalancha en el cerro Ventana

Otros cinco permanecen desaparecidos. Realizaban prácticas en la montaña.





Los grupos de rescate buscan sobrevivientes en la nieve. La tarea se complicó cuando cayó la noche, por la oscuridad y por la neblina que había en el ambiente.
SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Una avalancha de nieve arrastró a 15 jóvenes estudiantes y un docente universitario en el cerro Ventana, aledaño a esta ciudad, y anoche se informó que había cinco muertos, otros tantos heridos y cinco personas continuaban desaparecidas.

El grupo formaba parte de la cátedra "Caminatas de Montaña" de la carrera de Educación Física que se dicta en el Centro Universitario Regional de la Universidad Nacional del Comahue. Estaban a cargo del experimentado guía de alta montaña Andi Lamuniere -titular de la cátedra-, quien se encontraba al frente del grupo arrastrado por la avalancha.

Anoche el Centro Regional se aprestaba a dar un comunicado con los nombres de los heridos y desaparecidos, lo cual no había sido realizado hasta el cierre de esta edición. No obstante este diario pudo recabar en el mencionado centro una nómina provisoria de víctimas fatales, desaparecidos y heridos.

El grupo partió el sábado a las 9,30 en una habitual excursión del programa anual del Profesorado de Educación Física, con o-rientación a las actividades de montaña, que dicta el CRUB desde hace más de 10 años.

Los jóvenes -de unos 20 años de edad promedio- eran aproximadamente 70 y estaban divididos en dos grupos de 35 cuando el alud sorprendió a una parte del segundo de los grupos.

El accidente ocurrió cerca de las 17, cuando uno de los grupos a cargo de Lamuniere, regresaba por la ladera norte del cerro Ventana, la que mira hacia la zona alta del barrio Pilar II.

El grupo fue arrastrado por la nieve y rodó montaña abajo por más de 300 metros, hasta un cañadón con piedras y rocas, por sobre las cuales bajó el alud.

Según pudo averiguar este diario, la avalancha fue del tipo fusión, es decir nieve húmeda y muy pesada, la cual permite la menor sobrevivencia bajo el manto blanco.

Lamuniere pudo salir de la avalancha y de in

En este lugar fue donde ocurrió la tragedia.
mediato avisó por teléfono celular sobre el desastre a la Comisión de Auxilio del Club Andino Bariloche que montó un rápido y eficiente rescate.

Hacia las 18 ya partieron los primeros grupos de socorristas, provistos con palas y sondas para la búsqueda.

En especial fue eficiente el apoyo del grupo de rescate de los bomberos voluntarios del barrio Melipal, que aportaron un cuatriciclo y un vehículo 6x6 con los cuales subían a los socorristas hacia lo alto de la montaña. Uno de los voluntarios explicó a este diario que estaban por participar en el desfile por la calle Mitre y ante la noticia partieron de inmediato hacia el cerro.

El rápido traslado permitió una eficiente búsqueda, con lo cual los primeros cuatro sepultados fueran desenterrados a la media hora de llegar las patrullas. Hacia las 20 en la montaña había cerca de un centenar de personas, miembros de las patrullas de la CAX, Gendarmería Nacional, la Escuela Militar de Montaña, la policía y Parques Nacionales.

Iluminados con linternas, los socorristas relevaron todo el sector de la avalancha, en especial su parte inferior y las depresiones donde se acumuló la nieve y debajo de la cual fueron apareciendo una a una las víctimas.

Durante la noche fueron evacuados los heridos hacia el Hospital Privado Regional, donde fueron atendidos de sus lesiones, que no eran de gravedad. Más de 120 personas seguían buscando en la montaña.

Las víctimas del alud

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB)- Aunque no hubo información oficial hasta el cierre de esta ed

ición, anoche allegados a los estudiantes informaron que cuatro de las cinco víctimas fatales fueron Mario Tapia, Adrián Mercado, Pablo Machellio y Martín Lemos.

Entre los desaparecidos -según trascendió- se encontrarían Jimena Padín, Jimena López, Fabricio Vacari, Liliana Alonso, Beto Montero.

Los heridos son Nicolás Lemos, Gustavo Vega, Mac Warnes, Nicolás Olmedo y Juan Carlos Antuña, quienes sufrieron lesiones de distinto tipo, aunque no de gravedad.

En el 2000 hubo otra tragedia

La tragedia de ayer trajo a la memoria el accidente que ocurrió en julio de 2000 en plena temporada turística: una "avalancha de placa" en la parte alta de la montaña cobró la vida de dos operarios de la empresa Robles mientras que otro resultó herido.

Ese trágico alud que sucedió en la madrugada, fue el primero que afectaba vidas humanas en la historia del centro de deportes invernales.

El importante desprendimiento de nieve se registró entre la zona de Punta Princesa y el cañadón de La Hoya, en el sector alto de Robles Catedral y arrastró dos máquinas pisanieve que trabajaban en la compactación de las pistas.

El operativo de rescate duró unas doce horas, tiempo en el cual se removieron varias toneladas de nieve.

Las estadísticas europeas, donde cada invierno mueren decenas de esquiadores por avalanchas, indican que la mayor posibilidad de supervivencia de un sepultado radican en la rápida actuación de sus compañeros u ocasionales testigos del accidente.

Después de la primera media hora, las posibilidades de encontrar a la víctima con vida disminuyen enormemente.

Los centros europeos suelen obligar a los esquiadores que se internan fuera de las pistas a utilizar equipos con DVA, aparatos especiales que emiten y reciben ondas.


Comentarios


Cinco estudiantes universitarios muertos por una avalancha en el cerro Ventana