Clausura del Sanatorio Río Negro: “Fue una medida oportunista”

Un médico del centro de salud criticó al Comité de Crisis de Cipolletti. Aseguró que siempre siguieron el protocolo y que los criterios epidemiológicos “quedaron obsoletos”.





El domingo por la mañana, el ministerio de Salud de Río Negro clausuró el Sanatorio Río Negro como una medida preventiva para evitar la propagación del coronovaris en Cipolletti. En ese momento había más de 15 casos contagios del personal del centro médico.


La clausura fue horas después que la información sobre un brote en el Sanatorio comience a circular por medios nacionales. Habían pasado casi tres semanas del primer contagio en la institución, donde se cree que comenzó a gestarse la circulación comunitaria en la ciudad.

Con el correr de los días fueron sumándose mas positivos entre los agentes sanitarios. Esta coincidencia para Patricio Luzzi, médico anestesiólogo del Sanatorio, “no es casual”.

Esto fue una medida oportunista. Cómo dije en el mensaje que hice circular, nos trataron como el chivo expiatorio, pero desde el Sanatorio siempre respetamos el protocolo que bajaba el área de Epidemiología”, le detalló el profesional a Río Negro.

“Nos pusieron una faja maliciosa, malintencionada. Siempre seguimos los criterios epidemiológicos que ellos disponían”

Patricio Luzzi, médico anestesista del Sanatorio Río Negro.


Los profesionales del centro privado sostienen que desde el primer momento que el paciente fue confirmado como positivo, solicitaron hisopados a todo el personal, pero fueron negados.

“No autorizaban los hisopados y por eso decidimos hacerlos nosotros en Neuquén y allí se da el primer caso interno. Además de que Río Negro se negaba a realizarlos, cuando los hacía tardaban entre cinco y siete días en obtener los resultados”, explicó Luzzi.

Para el profesional el Comité de Crisis cipoleño, que se rige por las normativas del ministerio de Salud de Río Negro, se quedaron “obsoletos con los criterios epidemiológicos. Cuando teníamos circulación local del virus y ante sospechosos no podías hacer los test porque no cumplían con los requisitos que tenían para los casos sospechoso. Esos criterios deberían haberse modificado rápidamente”.

Para Luzzi, y varios agentes sanitarios del Sanatorio, la medida de la clausura cayó muy mal.

“Nos pusieron una faja maliciosa, malintencionada. Siempre seguimos los criterios epidemiológicos que ellos disponían. Nos buscaron como un chivo expiatorio porque se quedaron atrasados en los criterios epidemiológicos” , indicó el médico. El centro privado seguirá cerrada hasta la primera semana de mayo.

Ayer, la institución emitió un comunicado, firmado por varios de los profesionales que trabajan allí, en el cual detallan cronológicamente todo lo que aconteció desde el ingreso del paciente cero. A fines de marzo, un hombre de 65 años entró al sanatorio con un cuadro grave de diabetes. Cuatro días más tarde presentó síntomas y dio positivo.

Según dice el comunicado, el Sanatorio informó al hospital sobre los síntomas el 4 de abril y solicitó que realicen el testeo. Provincia aceptó pero informó que recién los buscaría el 8, cuatro días más tarde. Ante esta situación, siempre siguiendo la versión de centro privado, decidieron hacer el testeo en Neuquén que “dio positivo a las cinco horas”.

“Se informó a Epidemiología del Hospital y se solicitó el hisopado del personal, el cual fue denegado. Ante esta respuesta el Sanatorio Río Negro financió la realización del hisopado de todo el personal del área crítica a través del mismo laboratorio privado de Neuquén”, se indicó.

Allí se confirmaron los primeros casos dentro del Sanatorio y se aisló a todas las personas que tuvieron contacto con el paciente que finalmente falleció el 9 de abril.

Tras los dos casos confirmados, además de esta persona, se registraron 14 contagios más dentro del personal de salud.


Comentarios


Clausura del Sanatorio Río Negro: “Fue una medida oportunista”