San Antonio: hay más plomo del que se esperaba y buscan proteger a los chicos

La defensora general de niños y adolescentes de la Provincia fijó pautas para que se garantice la salud de aquellos que viven en el barrio lindero.



Garantizar la salud de los niños que viven en las casas cuyos patios y veredas están siendo saneadas por la firma Taym, que días atrás comenzó con la remoción del plomo y otros metales pesados que, en distintos puntos de la ciudad, fueron abandonados hace décadas por la ex empresa fundidora Geotécnica. Ésa es la premisa de la defensora general de niños y adolescentes Rita Custet Llambí, que alertó acerca de esta situación de desprotección y fijó, en el marco de una audiencia judicial, pautas para preservarlos.

Se trata de los chiquitos que pertenecen a alrededor de 30 familias de las cerca de 80 que habitan en el barrio en el que, cuando estaba activa, funcionó la sede de la fundición.

En ese espacio, que con los años se urbanizó, se levantaron viviendas directamente sobre el suelo contaminado, por eso la primer fase de la remoción se está realizando allí. La tarea de los profesionales de Taym es humedecer, retirar y trasladar hacia el sector de disposición final la tierra que aún aloja partículas de plomo y otros metales pesados.

“En ese barrio esto se realiza ingresando y limpiando el material directamente de los patios de las casas de familia y las veredas” explicó Custet ayer, en diálogo con FM VyP. El indicador de que algo no se estaba realizando con el suficiente cuidado para garantizar la salud de los niños fue que “cuando se realizó el control de plombemia (el examen que analiza la concentración del tóxico en la sangre) esos estudios comenzaron a dar más elevados” , informó Custet.

Te puede interesar Cómo será el plan de remediación del plomo en San Antonio Oeste

Según la defensora “la organización mundial de la salud considera aceptable una concentración de plomo de 5 micrones por decilitro de sangre” y los análisis, tras el inicio del proceso, empezaron a arrojar que, en el caso de estas criaturas “de 5 (micrones) estos indicadores pasaron a 6 y pico, o de 3 a 7”.

A este alerta se sumó la evidencia aportada por algunas de las entidades que realizan el seguimiento del saneamiento, que daban cuenta de que, durante el tiempo de trabajo de la empresa (de 7 a 19 horas) muchos chiquitos merodeaban por el lugar. Algo contraproducente porque la toxicidad se aspira junto al polvo en suspensión, y, en el caso de los pequeños, esas partículas directamente se alojan en los huesos, ya que las metabolizan como si tratase de calcio. Y esto provoca alteraciones en el cerebro, los riñones y la médula ósea.

En la audiencia, que se llevó a cabo en el juzgado de primera instancia civil, comercial, de minería y familia Nº 9 y estuvo encabezada por la jueza Vanessa Kozaczuk, estuvieron presentes tanto la defensora como los actores involucrados en el proceso, a saber, el municipio, las áreas de salud, minería y medio ambiente de la Provincia, la multisectorial de vecinos, la firma Taym y el Geamín, que es el organismo nacional que controla a esta empresa, debido a que la remediación se realiza en el marco de un programa de Nación con fondos del BID.

Lo que se decidió fue generar un mayor monitoreo durante las obras, y brindar más información a las familias sobre los riesgos de exponer a los chicos.

“La recomendación de máxima es que la gente no esté dentro de las casas durante estas acciones, pero sabemos que no es fácil. Entonces, al menos, evitar que los chicos estén merodeando cuando el personal trabaja. Ahora, si la empresa los detecta deberá cesar el trabajo y avisar a los equipos técnicos de control que se conformaron, para que se constituyan en el lugar y de alguna manera logren que cese la situación de exposición” expresó la defensora.

Los puntos más importantes

La defensora gral. de niños y adolescentes Rita Custet Llambí informó también que la concentración de plomo y otros metales pesados es mayor que la esperada.

“La primera consultora que realizó un informe sobre el tema encontró que esos terrenos tenían 10 cm de material (contaminante). Pero la actual empresa (Taym, que se ocupa del saneamiento) detectó que el material es de hasta 50 cm” explicó Custet.

Debido a esto, las tareas que se están realizando en ese sector se extenderían por más tiempo. “Lo importante es remediar para garantizar la salud de esta generación y de las venideras”, puntualizó la defensora.

“La recomendación de máxima es que la gente no esté dentro de las casas durante estas acciones, pero sabemos que no es fácil”.

Rita Custet Llambí, defensora general de niños y adolescentes.

Diferencias

La toxicidad se aspira
y, en el caso de los pequeños, esas partículas directamente se alojan en los huesos, ya que las metabolizan como si fuera calcio.

Datos

“La recomendación de máxima es que la gente no esté dentro de las casas durante estas acciones, pero sabemos que no es fácil”.
50 cm
de material contaminante detectó la actual empresa que se ocupa de la remoción de plomo, Taym.
10 cm
de material contaminante en el terreno es lo que había informado la anterior consultora.
La toxicidad se aspira
y, en el caso de los pequeños, esas partículas directamente se alojan en los huesos, ya que las metabolizan como si fuera calcio.

El grupo de vecinos que está realizando el seguimiento de las acciones en torno a la remediación del plomo y otros metales pesados acopiados en el ingreso a esta ciudad solicitó por nota conocer los avances de tareas.

Ocurre que las inspecciones que se están realizando en el paraje Mancha Blanca, donde se trasladarán los tóxicos, dan cuenta del avance que se efectuó en la puesta a punto de la celda en la que se confinarán los contaminantes. Sobre todo en el caso del replanteo de las dimensiones y la profundidad del foso, que fue cavado de manera inadecuada por la primera empresa. Pero no existen datos sobre el material que lo recubrirá, que debe garantizar que la contaminación no traspase la superficie.

En la nota elevada por la veedora de la multisectorial de vecinos, la ingeniera Patricia Llonch, se solicita “el acceso a la documentación que nos permita conocer fehacientemente el avance de obra actualizados”, así como también “los informes de laboratorio respecto de los ensayos de permeabilidad para la conformación de la barrera geológica”.

Por otra parte, con respecto a la segunda etapa de la obra, que consiste en la remoción y traslado de los tóxicos, la firma ya empezó a concretar visitas a las viviendas ubicadas en una zona de la ex fundición que está urbanizada. En los patios de esas casas también deberán efectuar tareas de remoción del material. Son casas que están situadas entre las Calles Automóvil Club Argentino, Fray Luis Beltrán, Libertad, Alvarado y Sargento Cabral (Barrio Matadero).

Se tomarán

muestras de sangre

La multisectorial de vecinos anunció que gracias a un organismo ambientalista internacional y la colaboración de comerciantes lograron efectuar algunos aportes para el proceso. La multisectorial anunció que se construirá una mesa donde se colocará el Lead Care, que es el equipo con el que el personal del laboratorio del Hospital Aníbal Serra tomará muestras de sangre a distintos grupos de vecinos y trabajadores de la empresa durante el desarrollo de las tareas para retirar las pilas.


Comentarios


San Antonio: hay más plomo del que se esperaba y buscan proteger a los chicos