Cómo elegir el calefactor adecuado para un ambiente

Hay una fórmula que puede ayudar a saber cuántas calorías necesitamos para calefaccionar correctamente un espacio de la vivienda. También hay que tener en cuenta que no todos los calefactores sirven para ser utilizados en espacios cerrados.





Con la llegada del frío es fundamental tener en la vivienda una buena calefacción ya sea a través de aparatos que funcionan a gas natural o envasado, eléctricos, sistema de radiadores de agua, o pisos radiantes.

En este caso vamos a poner atención en los artefactos que proporcionan calor y para ello utilizan el gas de red: los calefactores.

Este tipo de elementos no son todos iguales, ni tampoco sirven para todo tipo de ambientes, ya que instalados en un lugar inadecuado pueden representar un serio peligro para los habitantes de la vivienda. Ni hablar si se trata de aparatos viejos y que permanecen dentro del hogar sin el mantenimiento adecuado a lo largo del tiempo.

Los calefactores a gas se diferencian por dos cuestiones puntuales, las calorías que entregan al ambiente y su forma de trabajo. Por la forma de interactur con el ambiente los calefactores pueden dividirse en: tiro natural o tiro balanceado (TB), o sin salida al exterior.

Existen dos tipos de calefactores de tiro balanceado:
• Los TB. En estos artefactos la salida de los gases de la combustión se efectúa a través de conductos que atraviesan horizontalmente la pared.

• Los TBU. En ellos los gases de la combustión se evacuan por conductos que atraviesan el techo; o bien atraviesan la pared y luego deben ir con ventilación a los cuatro vientos.

En el caso que haya una pared que de al exterior pero que de a la propiedad de un vecino entonces habrá que colocar un calefactor TBU.

Estos dos tipos de calefactores son los únicos autorizados para ser instalados en dormitorios y en baños. Este permiso tan especial y que apunta directamente a la seguridad de los usuarios se debe a que el aire que el calefactor necesita para la combustión lo toma del exterior por un conducto de mayor diámetro (en los TB), y los gases quemados se expulsan directamente al exterior (por el conducto de menor diámetro).

Datos

12 a 14
mil pesos es el valor promedio de un calefactor tiro balanceado de 2.500 a 4.000 calorías.
1.875 cal
entrega al ambiente un TB de 2.500 calorías, el resto lo pierde por la ventilación.

Como se dijo, también están los calefactores llamados de tiro natural, que tienen un solo conducto para la eliminación de gases quemados, mientras que el oxígeno para la combustión lo toman del ambiente, por ese motivo no son recomendados ni están habilitados para ser instalados en lugares cerrados o con poca ventilación.

Cálculo de calorías

Una forma rápida para calcular qué calefactor necesito para una habitración es a través de la siguiente fórmula:
Q = V x K (calorías)
Q = Cantidad de calorías necesarias. V = Volumen del local en metros cúbicos. K =Coeficiente que depende de varios factores.

El valor de K se estima entre 30 y 40, por lo tanto si tenemos que calefaccionar un ambiente de 4 x 6 x 2,5 m de altura, aplicamos los siguientes valores: Q = 4 x 6 x 2,5 x 30 = 1800 calorías.

Además hay que tener en cuenta que un calefactor tiro balanceado pierde un 25% de calorías por la chimenea; por lo tanto, un calefactor de 2500 calorías solamente entregará al ambiente: 2500 x 0,75 = 1875 calorías.


Comentarios


Cómo elegir el calefactor adecuado para un ambiente