"No nos va a alcanzar la vida para superarlo", dijo la tía del joven atropellado en Bariloche

La tía de Lucas Caro detalló cómo fueron los minutos posteriores al accidente. "Tenemos todas las expectativas puestas para que la persona que lo atropelló pague por lo que hizo. Que nunca más vuelva a agarrar un volante", dijo.

"Tenemos todas las expectativas puestas para que la persona que lo atropelló pague por lo que hizo", señaló Andrea Salinas, la tía de Lucas Caro. Foto: archivo

"Tenemos todas las expectativas puestas para que la persona que lo atropelló pague por lo que hizo", señaló Andrea Salinas, la tía de Lucas Caro. Foto: archivo

Lucas Nahuel Caro caminaba por la banquina de la avenida Bustillo, junto a su novia y su suegra, cuando a la altura del kilómetro 9.500 fue embestido por un automovilista. Habían visitado una exposición de cuadros y luego, cenaron en un restaurante en el kilómetro 10.

Cuando el auto lo arrolló, Lucas quedó inconsciente. Murió 45 minutos después, en medio de las maniobras de RCP que practicaron unos paramédicos que circulaban por el lugar y se detuvieron a prestar ayuda.

“Lucas iba de la mano de Aymará. El impacto fue de atrás. Los tomó por sorpresa y atropelló a Lucas. En el momento, Aymará atinó a pedir ayuda a los autos que pasaban y a llamar a mi hermana para avisarle del accidente. Eran las 23.45 del sábado”, contó Andrea Salinas, la tía de Lucas.

En poco menos de 10 minutos, la madre de Lucas y su tía llegaban hasta el lugar del accidente.

“Había parado un auto y había tres paramédicos haciendo maniobras de RCP. Yo le pedí a mi pareja que apartara a mi hermana. En un momento, llegaron los bomberos que siguieron con las maniobras. La ambulancia tardó bastante. A eso de las 12.30, certificaron la muerte de Lucas”, relató Salinas.

Lucas tenía 17 años y había pasado a quinto año en la escuela rionegrina 2. Jugaba al futbol y al básquet. Aspiraba a ingresar a la Prefectura o Gendarmería. “Era muy amiguero, hiperactivo. Hacía cosas para vender y juntarse unos mangos. En las vacaciones, había conseguido una changa para trabajar en la construcción”, comentó su tía.

Hacía dos años que estaba de novio con Aymará. Se conocían desde el jardín de infantes y se habían reencontrado en la secundaria. La semana pasada habían regresado luego de pasar unos días en Las Grutas.  

“Para mi hermana y mi cuñado lo que pasó es algo inimaginable. Piensan que en cualquier momento, Lucas puede volver. Somos una familia grande y nos acompañamos mucho para salir adelante y superar esta situación. No nos va a alcanzar la vida para superarlo”, admitió Salinas.

Celebró que la fiscal a cargo de la causa sea Betiana Cendón. “Tuvimos el primer acercamiento con ella ayer a la mañana y recibimos mucha contención. Acabamos de regresar del crematorio. Tenemos todas las expectativas puestas para que la persona que lo atropelló pague por lo que hizo. Que nunca más vuelva a agarrar un volante. Vamos a hacer lo posible para que Lucas tenga la justicia que se merece”, dijo.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


«No nos va a alcanzar la vida para superarlo», dijo la tía del joven atropellado en Bariloche