Con el camino libre, aparece el futuro líder norcoreano



PYONGYANG.- El régimen comunista de Corea del Norte consagró ayer públicamente a Kim Jong-un, hijo menor y probable sucesor del actual líder surcoreano Kim Jong-il, en un imponente desfile militar realizado por la celebración del 65º aniversario del Partido de los Trabajadores. Cerca de 20.000 militares y una extensa fila de modernos tanques, vehículos antiaéreos y misiles desfilaron por la plaza Kim Il-sung de Pyongyang. Kim Jong-un, cuya fecha de nacimiento es un misterio, salió del anonimato a finales de septiembre pasado, cuando fue promovido general de ejército y accedió a altos cargos en el seno del partido que gobierna este país, que posee armas nucleares y es la única dinastía comunista en el mundo. El desfile fue presenciado por medios de comunicación internacionales que fueron invitados por las autoridades norcoreanas con el aparente objetivo de mostrar al mundo que el camino hacia la transición está apuntalado. En la fiesta militar pudo verse en directo de Kim Jong-un, quien apareció en el estrado principal de la plaza con su padre, vestido de túnica caqui, saludando y aplaudiendo ocasionalmente al paso de los militares, acompañado de varios miembros de la cúpula del Ejército y un grupo de delegados del Partido Comunista de China, el gran aliado de Corea del Norte. El desfile es el primer acto público en que Kim presenta a su hijo directamente a los habitantes de Pyongyang. (AFP)


Comentarios


Con el camino libre, aparece el futuro líder norcoreano