Cóncavas y de colores, nuevas tendencias en diseño de llantas

Para unos son un adorno sin importancia y para otros un símbolo de estatus. Las llantas de aleación son la forma más sencilla y económica de hacer más vistoso su coche.



#

AUTOS

Para unos son un adorno sin importancia y para otros un símbolo de estatus. Las llantas de aleación son la forma más sencilla y económica de hacer más vistoso su coche. Dos tendencias están ahora de moda: las formas cóncavas y el color.

Harald Schmidtke sabe que en realidad es un producto sencillo de vender. “Las llantas de aluminio tienen que ser redondas, tener cuatro o cinco agujeros y que encaje el freno”, afirma el director general de la federación que agrupa en Alemania a las firmas de “tuning”. “Muchos parámetros están ya establecidos, pero como en la ropa o el peinado, hay tendencias”, asegura Schmidtke. Y eso es lo que lo hace interesante para los que se fijan en las ruedas.

“Es un negocio únicamente de imagen”, dice el profesor Paolo Tumminelli, de la Escuela Internacional de Diseño de Colonia. Cambiar las llantas que vienen de fábrica es el modo más habitual de individualizar un coche por un motivo claro: “Desde el punto de vista del presupuesto es la posibilidad más sencilla de modificar el coche”, afirma Schmidtke.

Aunque las automotrices por norma general ya no consideran las llantas de aluminio como una símbolo de identidad clara del coche como lo fueron las famosas del Porsche 911, se han dado cuenta de que es un extra con el que se puede hacer dinero, ya que en muchos círculos es visto como un símbolo de estatus. Las empresas de “tuning” confirman que las llantas siguen siendo el producto que lidera las listas de ventas.

La clientela con mayor capacidad económica es la que apuesta por los diseños más extravagantes. “Existe un floreciente negocio con el perfeccionamiento de las llantas”, cuenta Tumminelli. Muchas personas pagan elevadas cifras. Las llantas de fibra de carbono por ejemplo tienen un precio que las limita a los conductores con mayores posibilidades, capaces de pagar hasta 18.000 euros (23.400 dólares), sólo por la llanta, sin neumático.

Para el profesor de diseño Tumminelli, las llantas bicolor son la tendencia más actual. Muchos fabricantes de automóviles apuestan por poner el acento en el color y en elementos decorativos, como por ejemplo las filigranas en los radios, que parece que se van a romper. “La llanta sólo pierde su consistencia visualmente, por supuesto”, descarta Tumminelli inquietudes por la seguridad.

La empresa de “tuning” Barracuda apuesta por el paso de llantas mate a brillantes y muchos clientes prefieren cada vez más las llantas de un color o colorearlas por partes.

“En 2013 triunfan las ruedas de aluminio que brillan al rodar con un barniz claro de un color”, afirma Harald Schmidtke. Esa tendencia hace que las llantas tengan un color transparente. El profesor de diseño Tuminelli no está seguro de que esto se convierta en una tendencia. “Lo que sí está claro es el desarrollo de superficies pulidas”, asegura.

La otra gran moda son las formas cóncavas, afirma Schmidtke. Casi todas las firmas de “tuning” ya ofrecen estos diseños, que están provocando un “boom”. La empresa Mbdesign confirma la fuerte demanda. AEZ, por ejemplo, acaba de presentar una llanta cóncava para BMW.

“Las ruedas parecen especialmente dinámicas gracias a los radios que nacen sobre el marco de la llanta y se meten hacia el centro de la circunferencia”, asegura Schmidtke. La forma cóncava se combina a menudo con el clásico diseño de cinco radios. “Así, la llanta parece más grande”, asegura. Sin embargo, no pueden montarse en cualquier vehículo.

En cuanto al tamaño, siguen estando entre 17 y 19 pulgadas para coches medianos, incluyendo los SUVs. Los SUVs grandes se mueven entre las 20 y las 23 pulgadas, aunque se pueden ver tamaños mayores, como sucede mucho en Estados Unidos.

Al igual que la óptica es ahora importante en la moda de las llantas, el respeto al medio ambiente y el ahorro de combustible serán aspectos a tener cuenta en el futuro.

“Me imagino que se mirará la eficiencia buscando un peso cada vez menor”, dice Tumminelli. Y es que al final, las automotrices se centran siempre en reducir el consumo de combustible. Las llantas de aleación se inventaron para reducir el peso y hacer posible así un mejor rendimiento. “Sólo después se convirtieron en un elemento óptico y decorativo”, afirma el profesor de diseño. (DPA)


Comentarios


Cóncavas y de colores, nuevas tendencias en diseño de llantas