Conocé a la mujer que nunca pagó peaje

Es la pionera que pregonó la oposición y se resistió al cobro por circular entre Neuquén y Cipolletti.



1
#

Silvia venero nunca pagó peaje y eso le valió el labrado de varias actas.(Foto: Archivo Miguel Gambera )

2
#

Durante 21 años la megaestructura formó parte del paisaje urbano de Cipolletti y Neuquén.

Silvia Venero fue una de las impulsoras de la organización antipeaje que durante años combatió el sistema de cobro y los incumplimientos por parte de la empresa.

Recordó aquella época con cierta satisfacción porque sus reclamos captaron la atención de la opinión pública, incluso llegaron a los medios nacionales con algunas innovadoras formas de protesta.

También fue pionera en la decisión de no pagar el peaje y muchos la copiaron.

“Al principio decía que no iba a pagar el peaje pero después me chupaba”, dijo y explicó que “chuparte es pasar detrás de otro auto. A veces pasaban hasta tres autos. La verdad que los hicimos trabajar”, dijo con relación a la empresa.

El primero pagaba, se levantaba la barrera y tras él se pegaban los que pasaban sin pagar.

Te puede interesar Las cabinas del peaje empiezan a pasar a la historia

Cuando el chuparse comenzó a ser moneda corriente, la empresa Caminos del Valle, instaló un sistema para que los operarios pudieran bajar la barrera arbitrariamente, lo que generó muchos inconvenientes.

La queja era porque al bajar la barrera le pegaba violentamente sobre el capot de los vehículos cuyos dueños se sentían afectados.

“Era inconstitucional, por eso nunca pagué el peaje. Jamás en mi vida pagué uno y no lo voy hacer. Es un derecho la libre circulación”, dijo.

En 2003 le embargaron el sueldo y la Justicia le ordenó pagar el canon del peaje, algo que nunca hizo. Tuvo más de 32 causas, pero dice que nunca perdió una.

Creo que sacar las cabinas va a generar mayores problemas en el tránsito como ocurría antes que las colocaran. Es la ley del más fuerte”, Silvia Venero fundó el movimiento antipeaje y logró visibilizarse sin redes.

Silvia Venero, segunda en la foto, es una de las referentes del “antipeaje”. (Archivo de Luis García)

Al día siguiente de la orden judicial emitida por el juez civil Alejandro Cabral y Vedia, Venero llamó a todos a pasar por el puente y “chuparse”.

“Hicimos muchas cosas buenas, era un movimiento, y como todo movimiento se va desintegrando, pero sirvió para poner en alerta como funcionaba la empresa que no cumplió con muchos compromisos, como el tercer puentes y otras obras”, rememoró.

Según contó Venero, la empresa debía comenzar el tercer puente “al día siguiente” del inicio de la concesión de la obra, en 1997 porque “el contrato original decía que tenía un año y medio para construirlo, nunca lo empezó. No cumplió con nada”.

Te puede interesar Así se construyó la historia de los puentes que unen a Cipolletti con Neuquén

La originalidad de las campañas llamaron la atención de varios canales nacionales. TN y ATC (en aquella época) la contactaron para realizaron notas y el reclamo se hizo más visible.

“Teníamos un equipo muy ingenioso . Por ejemplo íbamos a los concejos deliberantes vestidos de cabinas y pedíamos peajes, éramos ocurrentes”, recuerda.

Una de las ideas más original fue poner un caño de PVC sobre el auto para que al pasar, la barrera se deslice por este caño sin dañar la carrocería. “Una vez hicimos una clase didáctica para explicar cómo pasar sin pagar el peaje”, sostuvo.

Datos

Creo que sacar las cabinas va a generar mayores problemas en el tránsito como ocurría antes que las colocaran. Es la ley del más fuerte”, Silvia Venero fundó el movimiento antipeaje y logró visibilizarse sin redes.

Comentarios


Conocé a la mujer que nunca pagó peaje