Copa de la Liga: Independiente siguió de racha en Rosario

Tercera victoria consecutiva del Rojo, que venció 2-1 a Newell’s en el Coloso Marcelo Bielsa. Con este triunfo los de Avellaneda llegaron a la cima de la Zona 2 con 9 puntos.

Sebastián Palacios somete a Aguerre y marca el primer gol de Independiente. Iban 9 minutos. (Foto/Télam)

Sebastián Palacios somete a Aguerre y marca el primer gol de Independiente. Iban 9 minutos. (Foto/Télam)

Jugó un primer tiempo de lo mejor desde que está Julio César Falcioni, pero en el complemento se quedó y terminó sufriendo. De todas maneras al Rojo le alcanzó para ganarle a Newell’s por 2-1, una victoria que le permite igualar a Vélez en la cima de la Zona 2 de la Copa de la Liga, aunque los de Liniers aún deben ante Boca este domingo.

La postura de Independiente fue clara: estudiar los movimientos de Newell’s en ataque, y a partir de ahí reconocer los desajustes defensivos de su rival una vez que recuperaba la pelota.
La dinámica del Rojo a la hora del contragolpe, con pases rápidos y al pie, fueron demasiado para una defensa abierta y lenta como la de Newell’s.

La primera y efectiva muestra de ello llegó a los 9’ cuando en veloz réplica, Silvio Romero habilitó de manera notable a Sebastián Palacios quien entrando por derecha venció el achique de Alan Aguerre con un tiro cruzado. Ley del ex mediante, el tucumano no festejó su gol.

A pesar de los desajustes en el gol, Newell’s no tomó nota y sus errores se hicieron recurrentes: dominio de balón pero sin lastimar, falta de sorpresa y dificultades en la marca.

Pasada la media hora, el Rojo aumentó las cifras luego de otra rápida contra que comenzó con Fabricio Bustos cortando un pase de Orihuela en la mitad de la cancha. El ‘Tractor’ descargó en Menéndez, del delantero devolvió la pared y el lateral la pinchó por arriba de Aguerre.

El 2-0 sumó desconcierto en la Lepra, que estuvo cerca de irse al vestuario con un gol más abajo cuando Silvio Romero no pudo empujar un balón, solo frente al arco.

En los primeros 20’ del ST el Rojo no puso la misma energía cada vez que encaró el arco local, que a los 31 llegó al descuento con un cabezazo de Maxi Rodríguez y dejó el partido abierto.

Maxi Rodríguez fue el encargado de ponerle emoción al tramo final del partido. Descontó a los 31' de cabeza, pero a su equipo no le alcanzó.


El Rojo se refugió demasiado, no tomó buenas decisiones con su rival mal parado y terminó sufriendo. Newell’s lo llenó de centros pero le faltaron atributos para salvar un punto que no hubiera merecido en el balance final.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Copa de la Liga: Independiente siguió de racha en Rosario