Logo Rio Negro

Córdoba: una elección bisagra para el peronismo y Cambiemos

El segundo distrito electoral del país elige hoy gobernador. Schiaretti sería reelecto y se plantaría como hombre fuerte del PJ federal. La UCR, atenta a su Convención.





Las elecciones de hoy en Córdoba marcan el punto más alto del calendario electoral hasta el momento. No sólo porque se trata del segundo distrito electoral del país, sino por lo que implicaría, como bisagra, a nivel interno de las fuerzas políticas, tanto para el Peronismo Federal como para el radicalismo. También porque, a un mes exacto del cierre de alianzas nacionales y a poco más de la fecha límite para la presentación de las listas de precandidatos, tras los comicios cordobeses se acelerarán las definiciones.

No hay en general -ni en las encuestas, ni en los sondeos de los partidos políticos- grandes dudas sobre el resultado de esta noche. Todo indica que el gobernador Juan Schiaretti sería reelecto de forma contundente en una provincia donde el peronismo gobierna hace más de 20 años. Las condiciones, para el mandatario, se fueron convirtiendo poco a poco en inmejorables. Cambiemos se quebró y el kirchnerismo bajó su candidato a gobernador. Schiaretti va con peronismo alineado y sumó al GEN de Margarita Stolbizer y al socialismo, un tubo de ensayo de lo que el PJ federal propondría a nivel nacional.

Desde hace semanas, todos los espacios de Argentina Federal -que conducen Miguel Pichetto, Roberto Lavagna, Sergio Massa, Juan Manuel Urtubey y el propio Schiarettti- están a la expectativa de lo que suceda en Córdoba. “Sabemos que están todos mirando nuestra elección, todos esperan que Schiaretti ordene le espacio, porque el peronismo federal no logró definir el método para resolver sus candidaturas”, admiten cerca del mandatario. Lo mismo dicen cerca de Pichetto. Algo descolocados luego de que el gobierno retomara el centro de la agenda con la convocatoria al diálogo, en el PJ esperan que una victoria en Córdoba relance el espacio: llegaran poco después las definiciones. Lavagna insiste con su candidatura única y de acuerdo, mientras el resto del espacio presiona por internas. Ya se habla de definir por encuestas. Schiaretti, en principio, está más inclinado a respetar programa original de ir a internas.

Para el gobierno también será una elección clave. Suele repetirse en el escenario político que Córdoba fue la provincia que hizo a Mauricio Macri presidente: en las generales del 2015, la formula presidencial de Cambiemos se llevó más de la mitad de los votos de la provincia. A nivel provincial, el candidato a gobernador de Cambiemos, Oscar Aguad, sacó 33%. Las expectativas del gobierno, a esta altura, están en no bajar de ese porcentaje. Esto es, en la suma de dos listas.Porque Cambiemos se fracturó en Córdoba.

Ramón Mestre, intendente de la capital y presidente de la UCR cordobesa, se negó a bajarse de la carrera a gobernador a pesar de acuerdos internos previos, según los cuales la fórmula se definiría en base a encuestas. Mestre se quedó con el sello radical local. Mario Negri (también radical) y Luis Juez, los respaldados por el Ejecutivo, competirán con lista propia a gobernador e intendente respectivamente.

Las expectativas del gobierno, a esta altura, están en no bajar del 33%. Esto es, con la suma de dos listas. Porque Cambiemos se fracturó en Córdoba.

El jueves se reunió la mesa chica del Comité Nacional de la UCR: se decidió convocar a la Convención Radical -cuerpo partidario que resuelve las políticas de alianzas- para el 27 de mayo en Buenos Aires. El resultado de la elección de Córdoba será un dato importante: los sectores que rechazan la continuidad del radicalismo en Cambiemos y presionan para buscar una nueva alianza, más amplia, con el peronismo, esperan que una victoria de Mestre sacuda a la coalición gobernante y le de más oxígeno a su posición en la Convención. En sentido inverso, el sector “cambiemita” espera que una diferencia clara a favor de Negri sobre Mestre consolide la necesidad de mantener la alianza nacional y demuestre que la división sólo podría favorecer al PJ.

La discusión es central de cara a los comicios de junio. Hasta ahora, las elecciones provinciales han dejado dos datos centrales: primero, la fortaleza de los oficialismos, que retienen altos niveles de apoyo. Segundo, algunos experimentos de unidad del peronismo que dieron resultados contundentes: en las PASO de San Juan y Entre Ríos, los mandatarios alinearon a todas las expresiones del PJ y se encaminan con tranquilidad a una reelección. En las PASO de Santa Fe, también se unió el peronismo y puede poner en problemas al socialismo que manda en la provincia hace 12 años. Cambiemos, en general, retrocedió o apenas retuvo su caudal de 2015. Y el kirchnerismo, donde compitió solo, perdió.

Pero el mes que viene eligen por primera vez en el año las provincias donde gobierna Cambiemos: el 9 de junio tiene sus PASO provinciales Mendoza -donde gobierna el presidente de la UCR Alfredo Cornejo- y el mismo día Jujuy -donde manda el radical Gerardo Morales- elige gobernador. También Corrientes, gobernada por Gustavo Valdés (UCR), tiene elecciones, pero sólo legislativas: el 2 de junio el oficialismo buscará retener 11 legisladores. Serán tres exámenes, a pocos días del cierre de las alianzas nacionales.

Los ganadores, hasta ahora

Omar Gutiérrez
Con más del 40% de los votos, el gobernador fue reelecto en Neuquén, pese a que sondeos habían pintado un escenario de paridad con el kirchnerismo.

Arabela Carreras
Luego de que la Corte le impidiera a Alberto Weretilneck ir por la reelección, Carreras se convirtió la primera mujer gobernadora de Río Negro con 52,6% de los votos.

Sergio Uñac
El mandatario unió a todo el PJ en San Juan y sacó más de 55% de los votos en las PASO. Se encamina a ser reelecto con comodidad en junio.

Gustavo Bordet
Con todo el peronismo detrás de su boleta, el gobernador de Entre Ríos rozó el 60% en las PASO. Se encamina a ser reelecto con comodidad en junio.

Los que tendrán que dar pelea

Antonio Bonfatti
En Santa Fe, el candidato socialistafue el más votado, pero pierde contra la suma de las dos listas del PJ. Habrá que ver si el peronista Omar Perotti retiene todos los votos de la interna y si el socialista suma votos de Cambiemos por el efecto polarización.

Mariano Arcioni
El gobernador de Chubut fue el más votado en las PASO con 31,8%, pero las tres listas del PJ-K sumaron un 33%. Competirá con Jaime Linares, que en la interna sacó 16,6%.


Comentarios


Seguí Leyendo

Logo Rio Negro
Córdoba: una elección bisagra para el peronismo y Cambiemos