#QuedateEnCasa Cómo hacer trámites desde casa

Corea del Norte probó otro misil y se enfrenta a nuevas sanciones

Especialistas creen que el nuevo proyectil podría alcanzar territorio estadounidense.



#

Francia y el Reino Unido apoyaron hoy el llamado de Estados Unidos para que la ONU imponga nuevas y más fuertes sanciones a Corea del Norte luego de que el país comunista probara un misil de mayor alcance que lo sitúa más cerca de lograr un arma intercontinental capaz de alcanzar territorio estadounidense.

El exitoso lanzamiento norcoreano del sábado por la noche reveló un avance en las capacidades militares del régimen y puso a prueba la estrategia del presidente estadounidense, Donald Trump, de trabajar junto con China, principal aliado y benefactor de Corea del Norte, para contener la amenaza.

Washington quiere que China haga cumplir plenamente las sanciones vigentes o apoye nuevas, y el gobierno de Trump está bajo presión de legisladores que quieren que empiece a penalizar a compañías chinas que ayudan a Pyongyang a acceder a los mercados internacionales en caso de negativa de Beijing.

El Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá mañana para discutir la última “provocación” norcoreana, y Francia y el Reino Unido respaldaron hoy un llamado de la embajadora estadounidense, Nikki Haley, de imponer otra tanda de restricciones económicas a Corea del Norte, incluyendo a sus importaciones de crudo.

El embajador francés ante el consejo, Francois Delattre, dijo que su país favorece “una reacción fuerte, veloz y firme del consejo” al ensayo del nuevo misil de “medio largo alcance” norcoreano, al que calificó de “amenaza seria a la paz y seguridad tanto en la región como en el mundo”.

El embajador británico, Matthew Rycroft, también calificó el ensayo de amenaza a la paz y seguridad internacionales y dijo que “el Reino Unido apoya sanciones más duras”.

El secretario general de la ONU, António Guterres, condenó hoy el lanzamiento del misil balístico por parte de Corea del Norte y pidió al país que cumpla con sus obligaciones internacionales.

“El secretario general condena el lanzamiento de otro misil balístico”, dijo su portavoz, Stéphane Dujarric, en su conferencia de prensa diaria.

Según Dujarric, Guterres considera que este ensayo viola las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones y supone una “amenaza a la paz y seguridad de la región”.

Por ello, el diplomático portugués llama a Pyongyang a cumplir con sus obligaciones internacionales y “volver al camino de la desnuclearización”, informó la agencia de noticias EFE.

Las relaciones entre China y Corea del Norte se han enfriado en los últimos meses, y el test del misil, que fue la portada de diarios de todo el mundo, podría agravar la indisposición mutua.

El test ocurrió en momentos en que el presidente chino, Xi Jinping, hacía de anfitrión de unos 30 líderes mundiales en una cumbre sobre comercio e infraestructura.

Hoy, en declaraciones a periodistas al margen de esa cumbre en Beijing, el presidente ruso, Vladimir Putin, consideró “inadmisibles” los lanzamientos de misiles y pruebas nucleares de Corea del Norte, pero al mismo tiempo opinó que se debe dejar de “intimidar” a ese país.

“Hay que volver al diálogo” con Corea del Norte, “dejar de intimidarla y hallar medios para la solución pacífica de esos problemas”, dijo Putin en conferencia de prensa en la capital china, donde participó en el Foro de las Nuevas Rutas de la Seda.

La prueba no solamente constituye un desafío a Estados Unidos, sino también una demostración de fuerza frente al nuevo presidente surcoreano, Moon Jae-in, que asumió el cargo el miércoles pasado y que se había mostrado dispuesto al diálogo con Pyongyang.

Ajena a las advertencias, Corea del Norte dijo anoche que su último misil lanzado es un nuevo proyectil perfeccionado de rango medio, algo que fue certificado por expertos y que sitúa a Pyongyang un paso más cerca de conseguir un arma que llegue hasta territorio de Estados Unidos.

El régimen del líder Kim Jong-un informó a través de su agencia de noticias KCNA de que el misil lanzado en la víspera es un nuevo proyectil de “medio largo alcance” bautizado Hwasong 12 que es capaz de llevar una ojiva nuclear “de gran tamaño”.

Lanzado desde el centro del país, recorrió 787 kilómetros antes de caer en el Mar de Japón, a unos 500 kilómetros de territorio ruso, y tras “volar a una altura máxima de 2.111,5 kilómetros”, según KCNA.

La agencia añadió que “la prueba se realizó con el ángulo (de lanzamiento) más amplio en consideración de la seguridad de los países vecinos”, lo que explicaría la gran altura alcanzada por el proyectil y apuntaría a que éste sería capaz de volar a mayores distancias si es disparado de manera más perpendicular.

Estas afirmaciones se corresponden con los datos técnicos recopilados por la inteligencia militar de Estados Unidos, Corea del Sur y Japón y vienen a subrayar los progresos que está logrando Corea del Norte en este terreno y que lo acercan cada vez más a producir el peligroso misil balístico intercontinental (ICBM).

Kim anunció en enero que estaba muy avanzado el desarrollo de este arma, que pondría a tiro a Estados Unidos y podría ser un importante elemento disuasorio.

Horas antes del anuncio de KCNA, un análisis de la web 38North a cargo del ingeniero aeroespacial John Schilling ya destacaba que el misil mostró un “rendimiento nunca antes visto” y que podría haber volado unos 4.500 kilómetros (suficiente para alcanzar bases de Estados Unidos en Guam) si se hubiera lanzado con un ángulo menor.

El régimen también publicó hoy las primeras imágenes del proyectil, que muestran un misil de una sola fase lanzado desde una plataforma móvil (TEL) modificada y cuyo sistema de propulsión constaría de un motor principal y cuatro auxiliares.


Comentarios


Corea del Norte probó otro misil y se enfrenta a nuevas sanciones