Corea del Sur insta a “nueva era”

SEÚL.- El presidente surcoreano instó ayer a su rival Corea del Norte a que utilice la transición de poder tras la muerte de Kim Jong-il para que dé paso a una nueva era de paz en la tensa península coreana, aunque acotó la invitación con una advertencia a Pyongyang de que se abstenga de provocaciones. El presidente de Corea del Sur, Li Myung-bak, hizo sus declaraciones en su mensaje de Año Nuevo al gobierno norcoreano, ahora dirigido por el hijo de Kim, Kim Jong-un. Li dijo tener grandes esperanzas de un avance este año en las negociaciones sobre el programa nuclear de Corea del Norte. Sin embargo, Li advirtió que Seúl responderá con firmeza a cualquier provocación de Corea del Norte. Las relaciones entre las dos Coreas llegaron a su punto más bajo en décadas desde el naufragio de un buque de guerra surcoreano en 2010, donde murieron 46 marineros. Ese mismo año, Norcorea lanzó un bombardeo mortífero contra una isla limítrofe. Las dos Coreas, sin embargo, se han reunido en los últimos meses para sostener discusiones preliminares sobre el tema nuclear. Los comentarios de Li, en un discurso televisado a todo el país, se produjeron mientras el joven hijo del difunto Kim asume el poder en Corea del Norte como comandante supremo.


Comentarios


Corea del Sur insta a “nueva era”