Crece el uso de anticonceptivos en Neuquén

El implante subdérmico es uno de los métodos con más aceptación. Tanto en el Castro Rendón como en el Heller aumentaron las consultas y aplicaciones.



Los hospitales de la región tienen consultorios a demanda de anticoncepción. (Foto: Juan Thomes).

Los hospitales de la región tienen consultorios a demanda de anticoncepción. (Foto: Juan Thomes).

El avance de la tecnología se ve en todos los aspectos de nuestra vida cotidiana. Como también se ve en el progreso de la anticoncepción y métodos nuevos como el implante subdérmico, también llamado “chip”. El anticonceptivo es parte del Programa Nacional de Salud Sexual Reproductiva de la Secretaría de Salud de la Nación y se consigue en forma gratuita en hospitales públicos.

En el 2017 en el hospital Heller se colocaron 191 implantes subdérmicos, mientras que en 2018 el número aumentó a 220 aplicaciones.

El implante subdérmico es un novedoso método anticonceptivo, que dura tres años y su efectividad no depende de la responsabilidad de la usuaria. La médica ginecóloga Luciana Hita del hospital Castro Rendón explicó que “para las chicas jóvenes que no quieren el DIU, el implante subdérmico es lo mejor ”.

Las mujeres que acaban de dar a luz, las que están amamantando, las personas epilépticas que no pueden tomar pastillas por los estrógenos”.


Luciana Hita del hospital Castro Rendón

Sin embargo, el “chip” no es sólo para las adolescentes y jóvenes, sino para las mujeres que tienen contraindicaciones para utilizar otro anticonceptivo. “Las mujeres que acaban de dar a luz, las que están amamantando, las personas epilépticas que no pueden tomar pastillas por los estrógenos, el implante subdérmico también se les coloca a ellas”, indicó Hita.

En el Heller aplican excepciones según cada caso. “Si bien está destinado para las adolescentes, también se lo colocamos a una mujer que no entra en la edad pero que tiene un alto riesgo social, si ella está internada y acaba de tener su parto, es el momento para que se lleve el implante colocado, porque sino no vuelven a los controles y regresan con un nuevo embarazo”, explicó Elizabeth Puentes.

En números

220
implantes subdérmicos o chips se aplicaron durante 2018 en el hospital Heller, cabecera de la zona oeste capitalina.

El hospital tiene consultorio a demanda de anticoncepción que funciona los jueves a partir de las 13 y se atienden a 20 personas por día. Aseguran que, en promedio, de 16 a 17 pacientes ves acercan para la aplicación del implante subdérmico.

La doctora del Hospital Heller Mara Sánchez indicó : “Es práctico para las jovencitas, las que se olvidan de tomar las pastillas, para las que no quieren el inyectable porque es una al mes, para las que le tienen miedo al DIU, es cómodo, tiene la ventaja de que se coloca inmediatamente por el tipo de hormona que tiene. A diferencia de los anticonceptivos orales, como tiene una sola hormona se puede colocar y se puede tener lactancia al mismo tiempo”.

Las condiciones para acceder al implante subdérmico gratuito es ser menor de 24 años y no tener obra social.
En el hospital Castro Rendón funciona el consultorio de anticoncepción a demanda los lunes de 8:30 a 11. Se atienden entre 12 y 15 personas por lunes, es sin turno, por orden de llegada y las interesadas solo deben anunciarse en el consultorio. Allí se informa sobre los distintos tipos de anticonceptivos, cómo se utilizan y se entregan recetas. Una vez elegido el método no es necesario volver cada mes, sino que las recetas se hacen de 6 a 12 meses y luego se retiran en farmacia que entregan de 3 a 4 cajas.

“La información está y los métodos anticonceptivos son gratis. Lo que les falta a las chicas es amor propio, su autocuidado. Se tienen que empezar a cuidar, quererse para tener una sexualidad libre y responsable”, finalizó Puentes.

Las profesionales recordaron que implante subdérmico sólo protege para prevenir el embarazo, pero no protege para las enfermedades de transmisión sexual.


Comentarios


Crece el uso de anticonceptivos en Neuquén