Creen que la envenenaron



BUENOS AIRES (Télam).- Los médicos forenses que ayer practicaron la autopsia de Elizabeth Scopino, la ciudadana estadounidense encontrada muerta el miércoles en la localidad bonaerense de Beccar, detectaron coágulos de sangre en sus pulmones, lo que indicaría que alguna sustancia tóxica pudo haber causado la muerte de la mujer que tramitaba la herencia de su padre.

Fuentes judiciales informaron que estos resultados forenses fortifican la hipótesis de que la mujer de 39 años pudo haber sido envenenada.

Además, un primo de la víctima confirmó ante el fiscal la mala relación que Scopino tenía con su madrastra por la abultada herencia de su padre -un financista que murió en diciembre pasado-, las amenazas de muerte que sufría y la sensación de paranoia con la que vivía por temor a que la asesinaran.


Comentarios


Creen que la envenenaron