Crimen de Sofía: la madre reconoció todos los cargos y esperará la condena en prisión

El tribunal la declaró culpable y podría afrontar una pena que va desde los 8 a los 40 años de prisión.



Janet Neira, la madre de la pequeña Sofía -de 3 años- que murió como consecuencia de una serie de abusos y abandono que sufrió en la localidad de Lamarque, en Valle Medio, pasará varios años en prisión. Esta tarde, reconoció la mayoría de los cargos que se le imputaban por lo que un tribunal la declaró culpable y podría afrontar una pena que va desde los 8 a los 40 años de prisión.

Cerca de las 14, se realizó en el subsuelo del edificio del Poder Judicial, una audiencia de acuerdo parcial donde la mujer de 27 años reconoció ante los jueces Emilio Stadler, Fernando Sánchez Freytes y Daniel Tobares, la responsabilidad de todos los delitos que le había imputado el Ministerio Público Fiscal.

Allí, según fuentes judiciales, Neira aceptó la calificación y se declaró culpable como “autora de lesiones leves calificadas por el vínculo reiteradas en un número indeterminado de veces; partícipe necesaria de abuso sexual gravemente ultrajante por las circunstancias de su realización reiterado doblemente calificado por el vínculo y por la convivencia preexistente con un menor de 18 años; autora de desobediencia a una orden judicial; como co-autora de abandono de persona seguida de muerte calificado por el vínculo; como autora de tenencia ilegal de pornografía infantil agravada por la edad de las víctimas. Todo en concurso real”.

Tras un acuerdo entre el defensor oficial Oscar Mutchinick y la fiscal Belén Calarco, se levantaron los cargos por corrupción de menores al entender que no estaba debidamente probado ese hecho, al menos en el caso de la madre de la niña (la calificación es distinta para el padrastro). Por los delitos que se le imputan a la mujer -ahora alojada en el Establecimiento de Ejecución Penal 2- podría afrontar una condena que va desde los 8 a los 40 años de prisión.

Neira, que había sido beneficiada con prisión domiciliaria por no tener un lugar seguro donde alojarla, se fugó a principios de octubre en Chichinales. Semanas después fue encontrada en Roca tras recibir una feroz golpiza de parte de un sujeto que le había brindado ayuda.


Tristeza y dolor


La pequeña Sofía murió el 4 de febrero en Roca. Los médicos no pudieron salvarla de una peritonitis aguda que se le había declarado en los días previos, y que según los fiscales fue producto de los golpes que recibió de su madre y del padrastro.

En un principio y por los datos que surgieron de los médicos que la asistieron, la niña habría sido víctima de un abuso sexual (con penetración), aunque finalmente los estudios forenses no lograron confirmar esa hipótesis. Sí se confirmó que existieron otros tipo de abusos sexuales.

Se supo que la expareja de Neira, Marcos González, sigue detenido en Viedma y de no mediar ningún tipo de acuerdo, se encaminaría al juicio oral y público.


Temas

Caso Sofía

Comentarios


Crimen de Sofía: la madre reconoció todos los cargos y esperará la condena en prisión