Crimen de Toma Norte: “Los jurados volvieron a matar a mi hermano”

Laura Soto, familiar directa de la víctima, dijo no entender cómo el jurado llegó a ese resultado. El juez que condujo el debate hizo releer el fallo.





#

Para el jurado, el accionar de Narambuena (en la foto junto a sus defensoras) fue para defender a su sobrino de un ataque de Guiñe.(Foto: leonardo petricio )

Lo mató a la vista de varios testigos, pero para el jurado popular la persona que disparó es no culpable. El crimen ocurrió el 29 de enero de este año en la manzana 22 del barrio Toma Norte en plena vía pública.

“Escuchar el veredicto fue volver a sentir que mataban a mi hermano pero esta vez fueron los jurados los que lo mataron”. Con los ojos colmados de lágrimas Laura Soto criticó el veredicto de no culpabilidad dado este viernes en el juicio por el homicidio de su hermano, Raúl Fernando Guiñe, un fallo que sorprendió a varios de los presentes en el recinto.

“Narambuena nos robó la vida de mi hermano, dejó a mis sobrinas sin su papá, destruyó una familia, su defensa fue ensuciarlo cuando él no se puede defender y el jurado no lo vio, fue como que estaban en otro juicio”, fustigó la joven, que aseguró no entender el resultado del fallo.

Doble lectura

Así como a ella le sorprendió el veredicto, también el querellante Gustavo Lucero y el fiscal Pablo Vignaroli se mostraron sorprendidos y destacaron que “fue tan inesperado que el juez que condujo el debate -Fernando Zvilling- le pidió a la presidenta del jurado que volviera a leer el veredicto”.

El veredicto fue de no culpabilidad por entender que el único acusado del crimen, Ramón Narambuena, actuó en defensa de su sobrino Gonzalo Narambuena. “Ningún testigo dijo eso, esa fue la versión que dio el imputado”, indicó Lucero, mientras que el fiscal Vignaroli anticipó que “vamos a impugnar”.

“No lo digo por ser la hermana, pero con todas las pruebas que había, de peritos, forenses, testimonios, tenés que ser ciego y necio, no entiendo en qué se basó el jurado”, remarcó Laura.

A continuación planteó que “creo que la Justicia tiene que rever este poder que se le está dando a la ciudadanía porque evidentemente no entienden, no se cómo pueden decir que un asesino es inocente teniendo todas las pruebas”.

Si bien este es el tercer veredicto de no culpabilidad que da un jurado popular en esta ciudad, el fiscal Vignaroli reconoció que “desde la fiscalía vamos a tener que esforzarnos en el trabajo que venimos haciendo, porque creemos en este sistema de juicios por jurados pero tenemos que pulirlo”.

El crimen de Guiñe, un empleado municipal de 30 años, ocurrió el pasado 29 de enero en la vereda de la casa de su vecino, Gonzalo Narambuena, en el barrio Toma Norte. El joven se había acercado a su vecino y el tío de este, Ramón Narambuena porque lo invitaron a tomar una cerveza pero de pronto hubo una pelea y Guiñe terminó en el piso en donde recibió el disparo fatal en el pecho.

Un perito detalló que el tiro fue casi a quemarropa y cuando Guiñe estaba tirado. Mientras que el acusado dijo que quien llevaba el arma era Guiñe, que él se la quitó y lo mató para defender a su sobrino.

Desenlace fatal

“Creo que la Justicia tiene que rever este poder que se le está dando a la ciudadanía, porque evidentemente no entienden”,

dijo ayer en tono crítico hacia la implementación del juicio por jurados.

El fiscal Vignaroli reconoció que desde la fiscalía van a tener que esforzarse más porque “creemos en el sistema de juicios por jurados, pero hay que pulirlo”.

Datos

2
fueron los disparos que recibió Raúl Guiñe tras una discusión con el tío de su vecino, que lo había invitado a tomar cerveza.
“Creo que la Justicia tiene que rever este poder que se le está dando a la ciudadanía, porque evidentemente no entienden”,
El fiscal Vignaroli reconoció que desde la fiscalía van a tener que esforzarse más porque “creemos en el sistema de juicios por jurados, pero hay que pulirlo”.

Comentarios


Crimen de Toma Norte: “Los jurados volvieron a matar a mi hermano”