Críticas desde la provincia

El gobierno bonaerense acusó ayer a Mauricio Macri, de promover el desalojo de los cartoneros que acampaban en el barrio de Belgrano, porque a algunos de sus integrantes "parece molestarles la estética de los pobres".

El Ejecutivo bonaerense replicó de ese modo la crítica del macrismo, que consideró que los intendentes del conurbano "no resuelven ninguna de las situaciones sociales" de los cartoneros, para asegurar luego que los trabajadores arriban "cada vez más" a Capital Federal.

El jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez, opinó ayer que "el macrismo debería ser menos repulsivo con los recuperadores urbanos y tratar de ayudar a resolver su situación". "A algunos dirigentes de la Capital, parece molestarles la estética de los pobres, a nosotros, nos preocupa ayudarlos con planes de empleo y capacitación", remarcó Pérez.


Comentarios


Críticas desde la provincia