Cuenca se defendió de los cuestionamientos por dar refugio a un cura abusador

El obispo volvió ayer a General Roca. Dijo que Bergliaffa “no tiene causa penal” en su contra y que “puede moverse en libertad”.



#

Cuenca hizo referencia al caso, al finalizar la misa del domingo en la Catedral de la ciudad.

El obispo de la Diócesis Alto Valle, Marcelo Cuenca, se defendió de los cuestionamientos que surgieron en los últimos días luego de que se difundió que un cura abusador había encontrado refugio en General Roca.

Cuenca regresó ayer a la ciudad tras su viaje a Córdoba y al final de la misa del domingo, que se celebra en la catedral, leyó un texto en el que hizo referencia al caso que protagoniza Luis Alberto Bergliaffa, declarado culpable por el Vaticano de haber abusado sexualmente de una niña en su parroquia, en el barrio Matienzo de la capital cordobesa.

En la carta, el Obispo se dirigió a las comunidades católicas de la diócesis, nombró a los periodistas de “Río Negro”, Hugo Alonso y Melina Campos y dijo que estaban mal informados porque Bergliaffa no tiene causa penal en su contra y que por ese motivo puede moverse en libertad.

Confirmó que el religioso está en Roca pero en carácter de huésped y negó que Bergliaffa tenga un cargo administrativo en la iglesia local. Por último, señaló que sus abogados estaban trabajando para solucionar todo y declaró que informaciones como ésta sólo desinforman a la sociedad.

Hasta el momento, el Obispado del Alto Valle había mantenido un riguroso silencio en torno al caso y, ante el requerimiento periodístico, sólo se había limitado a expresar que la respuesta sería dada oportunamente, por el mismo obispo diocesano, cuando regresara a la zona. Cuenca estaba en Córdoba participando de los festejos por el 103º aniversario del fallecimiento del Cura Brochero.

Marcelo Cuenca asumió el 11 de abril de 2010 como obispo de la Diócesis del Alto Valle. Desde entonces, algunas de sus declaraciones sobre distintos temas han tomado notoriedad por su tono polémico. Por ejemplo, en septiembre de 2013 hizo una defensa pública del cura Julio Grassi condenado por abuso sexual infantil, corrupción de menores y malversación de fondos.


Comentarios


Cuenca se defendió de los cuestionamientos por dar refugio a un cura abusador