Día de la Prefectura Naval: el 213° aniversario y una historia de amor entre patriotas

Martín Jacobo José Thompson fue Capitán de Puerto del Río de la Plata desde 1806. Su rol en rechazar las invasiones inglesas, organizar el servicio desde 1810 y su apasionada vida con "Mariquita" Sánchez, pionera en la política.

La Prefectura Naval, fuerza de seguridad más antigua de nuestro país, nació con la patria el 30 de Junio de 1810. Tiene origen en la antigua Capitanía de Puerto y estaba encargada en un comienzo de la custodia, seguridad y control policial de puertos y riberas. Juan Antonio Guerreros fue el primer Capitán nombrado por el Rey Fernando VII en 1756. Más adelante, al grito de libertad de Mayo de 1810 se sumará la decisión de incorporar al incipiente gobierno criollo esta Capitanía.

El 30 de Junio de 1810 Mariano Moreno firma el Decreto que designa al alférez de fragata, don Martín Jacobo José Thompson, como el primer Capitán de Puerto del Río de la Plata, cargo que ya ejercía desde 1806. Previamente, y dada su “militancia” a favor de los hombres de Mayo, es dado de baja de la Armada Española.

A él se debe el Reglamento para las Capitanías de Puerto de 1814. Desde el 31 de enero de 1882 la institución se denominará Prefectura Marítima, en 1969 y hasta hoy, pasará a llamarse Prefectura Naval Argentina.

Martín Jacobo Thompson

Distintos hombres contribuyeron a la grandeza y prestigio de la fuerza. Institutos de formación y embarcaciones ostentan sus nombres: Matías de Irigoyen, Zapiola, Azopardo, Toll y Bernadet, Espora, Erézcano, Mantilla entre otros. Con el tiempo, modernizó sus estructuras ampliando, perfeccionando y afianzando sus roles, en el ámbito nacional e internacional, sumando responsabilidades científicas y ambientales, de acuerdo a las necesidades del país y los tiempos.

La capacitación constante, actualización de normas y competencias, aptitud y actitud de sus integrantes en el ámbito ciudadano y su brazo extendido a la población próxima al territorio de su desempeño la insertan en el plano social y comunitario, brindando seguridad y asistencia a los habitantes en múltiples casos.

Patagones-Viedma, el primer puerto del interior


Por una cuestión de pertenencia comarcana e integración territorial, debemos decir que el primer puerto del interior reconocido por el Capitán Thompson el 21 de Julio de 1810, no fue otro que el de Carmen de Patagones, avanzada de civilización y soberanía con intenso movimiento portuario y comercial. Designa jefe al Comandante del Fuerte de Patagones: Capitán Francisco Javier de Sancho. Próximos a Viedma y Patagones se hallan los destacamentos Desembocadura en Río Negro y Bahía San Blas sur bonaerense. En San Carlos de Bariloche comenzará a funcionar en 1934 como Subprefectura Marítima.

En 2016 se crean tres regiones; Litoral, sede en Corrientes que abarca todo el Norte; Centro, en Rosario, que incluye zona Central y franja del Delta y el 10 de Marzo de 2017 inicia la Dirección de Región Sur, sede en Viedma que abarca siete provincias desde Mar del Plata a Tierra del Fuego. Tiene bajo su órbita las Prefecturas de Zona Lacustre y del Comahue, Mar Argentino Sur y Mar Argentino Norte sumando 7.989 km”de superficie de lagos, 1.993 km de ríos y 3.670 km de frente marítimo.

Un mar de amor


Amar y elegir eran difíciles de admitir a principios del Siglo XIX, no escapan a ello “Mariquita” Sánchez y el fundador de la fuerza, Martín Thompson. Porteños ambos, María Josepha Petrona de Todos los Santos Sánchez de Velazco y Trillo nació el 1ª de Noviembre de 1786 y Martín Jacobo el 23 de abril de 1777.

Martín Jacobo Thompson y Mariquita Sánchez de Thompson.

Él estudió en el Colegio de San Carlos e ingresó en 1796 en la Academia Naval de El Ferrol en España, egresando en 1800. Hijo único del londinense Guillermo Thompson y de Tiburcia López Escribano y Cárdenas, Martín conocerá la soledad a los 10 años al fallecer su padre. Su madre se encierra en el Convento de Capuchinas y no lo vería nunca más.

Mariquita cumple 14 años y se opone terminantemente a un casamiento arreglado por su padre con un español mucho mayor. Está perdidamente enamorada de su primo 2°, rubio, atractivo, de estatura mediana y rostro melancólico, algo tímido y sensible; que luce muy bien el uniforme de la Real Armada Española: Martín Jacobo Thompson.

Martín en España participó en la célebre batalla de Trafalgar, regresa luego a Buenos Aires a pedido de su novia y recibe el rechazo de los padres de la mujer. Con influencias con el Virrey Del Pino logran enviarlo a Montevideo primero y a Cádiz luego. Martín regresará y de acuerdo con Mariquita decide iniciar el 7 de junio de 1804 un “Juicio de Disenso” contra la madre de ella, ya viuda.

Decisión, coraje, inteligencia, rigurosidad jurídica en una sociedad implacable con los rebeldes… al punto tal que por su desafío “Marica”, es internada en la Casa de Ejercicios de Calle Independencia. Con ayuda del aguatero, Martín se acerca al aljibe y visita a su amada. Un escenario de la época: querer casarse con un criollo… rebelarse contra España. “Marica” toda su vida luchó por la libre elección de pareja, la educación de la mujer y su inserción en la política. Al fin a mediados de 1805 llegó el permiso y el 29 de Junio de 1805, Fray Cayetano Rodríguez consagrará el histórico matrimonio, del que nacieron cinco hijos.

En ésa época se instalan en Buenos Aires espías ingleses, y los patriotas americanos están en la mira. Thompson advierte a Sobremonte que las embarcaciones inglesas que se divisan son, en realidad son naves de guerra. Los ingleses invaden la ciudad y fracasan, pero al momento de la Capitulación ignoraban cómo hacerla; Thompson protagoniza la negociación con los británicos: domina el inglés y tiene copia de una gaceta española escrita cuando la toma de Pensacola en Florida. Participa de la “Sociedad de los 7” precursora de la Revolución de Mayo, luego del Cabildo Abierto como Capitán de Puerto y a favor de Saavedra. Mariquita y Martín alentaron siempre la causa patriótica: en su casa (Florida al 200) se entonará el Himno Nacional por vez primera. Siete gobiernos pasaron en su mandato y tuvo confianza plena hasta el fin de su carrera.

En 1816, designado en misión diplomática a Estados Unidos ascenderá a Coronel. Allí Martín enferma, su mente se deteriora y es internado en un hospital psiquiátrico en Nueva York. “Mariquita” enviará dinero para comprarle ropa y alimentos y le ruega al asistente “no lo traigas vestido como loco sino como yo lo vestía” pues decía ella, “a los enfermos mentales se los tiene y trata de manera degradante“ (María Sáenz Quesada en su libro “Mariquita Sánchez, vida política y sentimental”) Falleció el 23 de octubre de 1819 de regreso a la Patria y su cuerpo fue arrojado al mar. El 28 de Junio de 2019, bicentenario de su fallecimiento, el presidente Mauricio Macri decretó se ascenso “post mortem” al grado de Prefecto General, en reconocimiento a los servicios a la Patria.

*Diplomada en preservación del Patrimonio Natural y Cultural (UBP)


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios