Denuncia penal al primer juez del caso Aigo





JUNÍN DE LOS ANDES (ASM).- La viuda del asesinado policía José Aigo presentó una denuncia ante la Fiscalía por presunto “encubrimiento” contra el primer y desplazado juez de la causa, Joaquín Cosentino, a quien acusa de haber perjudicado la investigación y favorecido con sus actuaciones a uno de los imputados por falso testimonio. Así se conoció ayer en los tribunales de la Cuarta Circunscripción Judicial, a propósito del la presentación que Graciela Soto hizo ante el fiscal Manuel González. Si bien no se hizo pública, la denuncia apuntaría a que Cosentino, por acción dolosa o negligente, habría incurrido en acciones dilatorias de la investigación, y beneficiado por entonces al joven Marcos Fernández, propietario y conductor de la camioneta en la que se desplazaban los ciudadanos chilenos Alexis Cortés Torres y Jorge Salazar Oporto, buscados desde el crimen ocurrido el siete de marzo del año pasado, en oportunidad de un control rutinario de tránsito sobre el camino a Aluminé. Cosentino consideró a Fernández como un mero testigo de los hechos, y lo dejó en libertad al día siguiente del crimen perpetrado a tiros por uno de sus pasajeros, Salazar Oporto, cuando Aigo le solicitó que exhibiera sus documentos y pertenencias. Tanto Salazar Oporto como Cortés Torres fueron sindicados más tarde como miembros de organizaciones clandestinas surgidas en Chile, que reivindican la lucha política armada. Fernández, hijo del intendente de San Martín de los Andes, fue luego imputado por falso testimonio y encubrimiento agravado, y la querella incluso ha pretendido acusarle de haber sido partícipe del crimen. El caso es que en marzo pasado, a un año del sangriento episodio, la Comisión Especial del Jurado de Enjuiciamiento desestimó un pedido de juicio político contra Cosentino, fundado en apreciaciones similares de la querella que ejerce la viuda Graciela Soto. Denuncia penal No obstante, se trata ahora de una denuncia de carácter penal contra el magistrado. Como se apuntó, Cosentino fue el primer juez subrogante en el expediente, proveniente del fuero Civil y Comercial, ya que el juzgado de Instrucción estaba por entonces vacante. En la presentación penal se agregan elementos vinculados con medidas dictadas por el juez, que a juicio de Soto contribuyeron a dilatar o dificultar la investigación, ya sea por prevaricación o negligencia.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Denuncia penal al primer juez del caso Aigo