Denuncian agresión policial a dos embarazadas

Las mujeres aseguraron que un grupo de policías les pegó patadas para obligarlas a salir de la casilla que levantaron en la toma en Bariloche. Desde la jefatura desmintieron el hecho.

Fotos Alfredo Leiva

BARILOCHE (AB).- Familiares de dos mujeres que ocupaban una casilla en un terreno privado en el barrio Malvinas, denunciaron que la Policía de Río Negro agredió físicamente a las dos jóvenes embarazadas, quienes fueron trasladadas a la comisaría. La tensión en el predio ubicado en la calle Soldado Olavarría al 1.200 se extendió por casi una hora cuando familiares de las mujeres detenidas llegaron al lugar para denunciar la agresión. “Fueron golpeadas, arrastradas de los pelos y subidas a la camioneta a patadas”, dijo la hermana de una de las mujeres detenidas identificadas como Valeria Catalán de 36 años que tiene un embarazo de cinco meses y Alejandra Luca, de 17 años, embarazada de cuatro meses. Por otra parte, fuentes del hospital zonal confirmaron a este diario que las dos embarazadas ingresaron al centro de salud para una revisión, trasladadas por la Comisaría 42, a donde había sido alojadas minutos antes tras un operativo policial. Informaron que no corrían riesgo los embarazos y que una de las mujeres tenía un golpe en una mano, pero que no revestía gravedad. Los familiares señalaron que la agresión policial fue mayor cuando una docena de uniformados con armas largas, cascos y escudos pasadas las 12:30 llegaron al predio donde solo se encontraba una casilla y las dos mujeres. El personal policial desarmó la casilla y trasladó en un patrullero las chapas y maderas, mientras que se sumaron refuerzos policiales y el grupo COER ante la tensión generada por la negativa de las mujeres de abandonar el lugar. Niegan excesos Minutos más tarde, se hizo presente en el lugar el comisario Darío Cravotta que rechazó que hayan existido excesos policiales en el desalojo y solicitó a los familiares que radiquen la denuncia formal en la Fiscalía o en la Comisaría. Además precisó que la orden de desalojo fue emitida por el juez Ricardo Calcagno. Los familiares de las mujeres supuestamente agredidas acusaron al presidente de la junta vecinal del barrio Malvinas, Sergio Herrero, por haber denunciado la toma y solicitado el desalojo. Al parecer la ocupación se inició una semana atrás.

El grupo COER custodió la toma en el barrio Malvinas, de Bariloche.

BARILOCHE


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios