Denver se despertó y venció a los Lakers

Jamal Murray fue decisivo en la victoria los Nuggets, que quedaron abajo 2 a 1 en la serie final de la Conferencia Oeste de la NBA.





Denver Nuggets venció a Los Ángeles Lakers y quedó 2 a 1 abajo en la final de la Conferencia Oeste de la NBA. Gentileza.

Denver Nuggets, con una notable tarea Jamal Murray, Jerami Grant y Nikola Jokic, superó anoche a Los Ángeles Lakers por 114 a 106 y después del tercer partido la serie por la final de la Conferencia Oeste de la NBA es liderada por la franquicia angelina por 2 a 1.

El partido se jugó en el Wide World of Sports de la burbuja de Orlando y mañana desde las 22 se cumplirá el cuarto capítulo, en el que los Nuggets intentarán igualar la serie.

Murray estuvo imparable y sumó 28 puntos con 6-9 en dobles, 4-8 en triples y 4-7 en libres, con 12 asistencias, consiguiendo dos triples cuando parecía que los Lakers iban a ser capaces de remontar una desventaja de 20 puntos.

Al margen de Murray, los Nuggets tuvieron en gran nivel a Jokic, quien aportó 22 tantos (8-11, 1-3 y 3-4), 10 rebotes y 5 asistencias.

El tercer jugador que contribuyó al triunfo de los Nuggets fue Grant, quien con intensidad y capacidad atlética jugó un gran partido con 26 tantos, récord personal en playoffs, y 10 rebotes, siendo la figura del tercer cuarto que Denver ganó por 30-22.

Para Lakers el astro LeBron James consiguió un triple-doble de 30 puntos (13-19, 1-4 y 1-2), 10 rebotes y 11 asistencias, el 26 de su campaña en postemporada, quedando a apenas cuatro de Magic Johnson, el líder en el rubro. El otro que se destacó fue Anthony Davis, quien finalizó con 27 puntos con 9-13 en doble y 9-10 en libres.

Anthony Davis fue uno de los destacados en los Lakers, aunque su aporte no alcanzó para evitar la caída frente a los Nuggets. Gentileza.

Hoy, desde las 21.30, se jugará el cuarto partido por la serie de la final de la Conferencia Este, en la que el representativo de Miami Heat vence a Boston Celtics por 2 a 1.


Comentarios


Denver se despertó y venció a los Lakers