La Sudamericana y su página más oscura: el día que Tigre fue amenazado de muerte en San Pablo

El Matador se volverá a cruzar hoy en Victoria con los paulistas, luego del escándalo en la final de la edición 2012, cuando el plantel fue amenzado con armas de fuego en el entretiempo de aquella definición.

El 12 de diciembre de 2012 quedó marcado como el día de la final más escandalosa de la historia de la Copa Sudamericana. En el Estadio Morumbí de San Pablo, el local jugaba el cotejo de vuelta ante Tigre y al final de la primera mitad comenzó la pesadilla para el Matador.

Los jugadores del equipo argentino, dirigidos en ese entonces por Néstor «Pipo» Gorosito, fueron agredidos en la zona de vestuarios en el entretiempo cuando perdían por 2 a 0, en la segunda final tras empatar 0 a 0 en la ida en la cancha de Boca.

Tras ese primer tiempo Tigre fue hacia el vestuario y cuando llegó se encontró con un grupo de barrabravas de San Pablo que atacaron a los jugadores a puñetazos y amenazaron al arquero Damián Albil con un arma en el pecho.

Ante esos hechos de violencia contra los jugadores, Tigre se negaron a salir a jugar el segundo tiempo. Los representantes de la Conmebol presentes en el estadio fueron a ver a los jugadores de Tigre, que ratificaron su postura de no jugar. Los dirigentes dieron por finalizado el partido y la postura fue minimizar el hecho de violencia y darle la Copa al local.

“Les creo que los agredieron, estaban exaltados, pero las cosas son así. Después se escucharán los descargos. Ahora es momento de hacer la premiación”, fue la insólita declaración de Romer Osuna, tesorero de la Conmebol hace 11 años atrás

El tiempo pasó pero la memoria no falla y de las 2.000 entradas enviadas por Tigre al San Pablo para ser vendidas a su hinchas se devolvieron 1.700, en una clara muestra del temor de los brasileños por visitar Victoria.

Lo cierto es que hoy desde las 21 (Fox Sports) ambos chocarán por el Grupo D de la edición 2023, en un clima tenso a causa del antecedente violento.

La realidad encuentra a un Tigre dirigido por Diego Martínez y ahora pretendido por Boca, que en la Liga Profesional suma solo 11 unidades y que tiene como figura a Mateo Retegui, el goleador del fútbol argentino, que ya debutó jugando dos cotejos con la casaca del seleccionado italiano.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora