Desbaratan una banda que desarmaba vehículos

Operaba en el Gran Buenos Aires y en Capital Federal. Levantaba los vehículos en la calle y vendía los repuestos en la calle Warnes. Es una operación idéntica a la que se atribuyó a una banda descabezada en Neuquén. Hay siete detenidos.



BUENOS AIRES (Télam)- Una banda integrada por siete hombres que se dedicaba a robar autos para luego reducirlos en autopartes fue desbaratada por la policía durante una serie de allanamientos en varios puntos de la zona norte del conurbano bonaerense, dijeron ayer fuentes policiales.

Según dijo la policía, la organización se dedicaba a vender las autopartes en los locales del ramo de la calle Warnes, en Villa Crespo, por lo que ahora se investiga si los comerciantes de la zona estaban al tanto de las maniobras de contrabando.

En la calle Warnes tenía locales Daniel Venezia, condenado en Neuquén por maniobras similares.

Más de 50 agentes de la Delegación de Investigaciones Complejas y Narcocriminalidad de San Martín secuestraron la noche del jueves en las localidades de Gran Bourg, Los Polvorines y Tigre armas de grueso calibre, camiones, camionetas, autos particulares y centenares de repuestos listos para la venta.

Fuentes policiales informaron que durante los operativos fueron allanadas una vivienda ubicada en Arquímedes al 4200 de Los Polvorines, otra ubicada en 4 de Marzo al 100 de Gran Bourg y un galpón de grandes dimensiones ubicado en la calle 25 de mayo, de Tigre.

Durante los procedimientos en esas fincas y en el galpón, los policías secuestraron varias armas de grueso calibre y dos camionetas Renault Traffic, una de ellas robada en el barrio porteño de Caballito, con pedido de secuestro de la comisaría 13.

Los policías también se incautaron de automóviles robados en el Gran Buenos Aires, como un Fiat Uno blanco “levantado” en Villa Ballester y un Renault 19, con solicitud de ubicación por la comisaría primera de Olivos.

En el depósito de Tigre, la comisión se encontró con un camión Mercedes Benz, cargado de repuestos, el que había sido sustraído en la localidad de Coronel Pringles, en la provincia de Buenos Aires.

Entre las autopartes se incautaron 12 bombas de agua, 18 bombas de freno, 20 tapas de cilindro, 35 múltiples de escape, 20 filtros de aceite para automóviles, 35 bombas de aceite, 48 puertas, 39 tapas de baúl, 42 capós, 39 parabrisas, 30 lunetas, 28 butacas delanteras y 45 traseras.

Los agentes encontraron además tres equipos de soldadoras autógenas y cinco amoladoras, utilizadas para desmantelar los automóviles robados.

También se secuestraron 30 conjuntos de pistones y bielas, 50 cubiertas, 12 diferenciales, 13 trenes delanteros, 42 paragolpes y 14 autoestéreos.

Los capturados fueron identificados por la Policía como Alberto Grasa, de 50 años; Sofanor Barraza, de 54; Juan Carlos Paniagua Toledo, de 30; Juan Carlos Septier, de 48; Carlos Ernesto Brunier, de 38; Renzo Mariano Baldocchi y Guillermo Iglesias, ambos de 39 años.

Una fuente allegada a la investigación indicó ayer que “los procedimientos demandaron una larga e intensa tarea a lo largo de los dos últimos meses”, iniciada con el apresamiento de uno de los “levantadores” de autos en la vía pública.

La fuente indicó que “la banda robaba vehículos en la vía pública, desde donde los llevaban al depósito y allí los reducían en autopartes para comercializarlos en la zona de la calle Warnes, en la Capital Federal”.


Comentarios


Desbaratan una banda que desarmaba vehículos