Desbordó el arroyo de Azul



Llovieron 200 mm. Hay 200 evacuados y 2.300 autoevacuados.

LA PLATA .- Unas 2.500 personas fueron evacuadas o se autoevacuaron ayer en la ciudad bonaerense de Azul, situada a 300 kilómetros de la Capital Federal, a raíz del desborde del arroyo que da nombre al distrito, debido al fuerte temporal durante el cual llovieron 200 milímetros en sólo 12 horas.

Las lluvias provocaron además cortes en la ruta 226, entre Azul y Tandil; y en la ruta 3, entre Azul y Benito Juárez, según informó a Télam la Departamental de Seguridad de Azul.

La jefatura policial informó que en las últimas horas se registró un fuerte temporal que provocó el desborde del arroyo Azul, lo que ocasionó la inundación de nueve barrios de la periferia de la ciudad del centro de la provincia.

Unas 200 personas fueron evacuadas y permanecían alojadas en un jardín de infantes, en tanto otras 2.300 se autoevacuaron en casas particulares, detalló la policía.

Las zonas afectadas son los barrios Güemes, Dorrego, Balneario, Plaza Ouviñas, San Lorenzo, Facultad, la zona aledaña a la Unidad Penitenciaria 7, la avenida Mitre y el sector de la Costanera.

Rutas cortadas

La policía informó que a raíz del temporal “está cortado el kilómetro 222 de la ruta 226, que une Azul con Tandil, al haberse hundido la cinta asfáltica”.

“También estuvo cortado por anegamiento el kilómetro 315 de la ruta 3, entre Azul y Benito Juárez”, informaron.

El secretario de Obras y Servicios Públicos de la comuna, Carlos Montagna, explicó que “en 12 horas cayeron 200 milímetros de lluvia sobre el sistema geológico de Tandilia y, obviamente por ser una zona de gran pendiente, el agua se desplazó en forma inmediata hacia la ciudad”.

“Al ocurrir todo de manera tan rápida y sorpresiva no hubo posibilidad de hacer defensa previa a la población y ahora hay una demanda permanente de evacuados”, sostuvo. La ciudad de Azul, de 70 mil habitantes, es atravesada por el arroyo que le da nombre y a raíz del desborde del mismo resultaron afectados los barrios ubicados en la margen derecha del curso de agua.

Montagna informó que “hay probabilidad de chaparrones, mucha humedad y el viento es poco favorable, si se registra otra precipitación tendremos un agravamiento de la situación”.

El secretario de Obras Públicas graficó que “el torrente de agua pasó por arriba la ruta 226”, que une a Azul con Olavarría.

El funcionario indicó que en las primeras horas de la tarde “no llovió pero las condiciones climáticas no son buenas, está nublado aunque esperamos que no se registren más precipitaciones y pueda ir en bajante el arroyo”.

El Consejo Provincial de la Familia y Desarrollo Humano informó en un comunicado que fueron enviados a Azul 15 tirantes, 150 clavaderas, 360 chapas de zinc, 150 colchones, 100 frazadas, 300 pañales, 500 pares de zapatillas y 400 kilos de leche en polvo. (Télam)

Prevención de sudestadas

VIEDMA (AV).- La Red de Alerta de Sudestadas inició una serie de inspecciones en zonas costeras ante eventuales inconvenientes que pueden causar las crecidas del río y el mar durante la época invernal.

Del encuentro participaron técnicos de los municipios de Viedma y Carmen de Patagones, Prefectura de Patagones y San Antonio Oeste, integrantes de la dirección de Defensa Civil, el Cuerpo de Bomberos de Viedma y representantes del Departamento Provincial de Aguas (DPA).

Los técnicos del DPA expusieron sobre los avances en el análisis de la información suministrada por la red de monitoreo de este organismo.

También informaron en forma conjunta, con representantes del municipio, sobre los trabajos que se realizaron en la defensa contra inundaciones desde el puente Basilio Villarino hasta 1.500 metros aguas arriba del barrio San Martín, al oeste de la ciudad.

Durante el encuentro se evaluaron alternativas destinadas a conformar un plan de contingencias, tareas de mejoras en la defensa de Viedma, análisis de la información de la red, evaluación del estado actual de las defensas de costas y observación del funcionamiento de las estaciones de bombeo que extraen agua que corre por las calles durante las precipitaciones.

También se coincidió en la necesidad de señalizar los distintos niveles de alerta y crecidas en la zona de costanera y de islas. Este operativo se llevará a cabo a través de carteles indicadores.

Un grupo de trabajo recorrió ayer la defensa costera inspeccionando su estado desde el barrio San Martín hasta varios kilómetros en dirección a la colonia agrícola del Valle Inferior.

El paso Cristo Redentor está cerrado

MENDOZA (Télam).- El fuerte temporal de nieve y viento que afectó ayer de mañana la zona fronteriza entre Mendoza y Chile obligó a suspender el tránsito de carga pesada por el paso internacional (ruta 7) y dejó algunos camiones atravesados sobre la calzada, a ambos lados de la cordillera, al resbalar por hielo.

“La zona más afectada por el temporal abarca desde la villa de Las Cuevas y complejo aduanero Horcones (Argentina) hasta el complejo aduanero Libertadores y el camino de “caracoles”, del lado chileno”, dijo a Télam el comandante Hugo Piñeiro, del escuadrón 27 de Gendarmería Nacional, en Punta de Vacas.

En el tramo en que la ruta asciende a más de 3.000 metros de altura “la temperatura estuvo algunos grados bajo cero, cae nieve y hay viento blanco”, cuando las ráfagas levantan la nieve acumulada en los cerros circundantes y a los costados del camino, añadió el oficial.

El tránsito se abrió en ambas direcciones poco después del mediodía para vehículos livianos y con mucha precaución para transportes de carga pesada, pero la formación de lenguas de hielo sobre la calzada motivó el deslizamiento de cuatro o cinco camiones del lado argentino y otros tantos del chileno.

Estos vehículos fueron enganchados por máquinas de Vialidad Nacional, en la zona de la Curva de la Soberanía (cercana a Las Cuevas), con lo que se despejó la ruta, pero del lado chileno los trabajos eran más complejos por las características del terreno”.

El informe del Escuadrón 27, a 35 kilómetros del túnel fronterizo, señala que en esa zona hay unas 50 curvas y contracurvas, ascendentes y descendentes en forma abrupta que forman balcones con poca visibilidad por la nieve y el viento.

Piñeiro indicó que “los camiones son detenidos en Uspallata (a 100 kilómetros de la frontera) hasta que el temporal pase, aunque están pasando unos 300 camiones que teníamos en Punta de Vacas hacia Chile, en forma lenta, con mucha precaución”.


Comentarios


Desbordó el arroyo de Azul