La desilusión reina hoy en Argentina. Ya no son errores, ya no son fracasos de un gobierno o de todos los que se leen en los medios de información, es desesperanza. El fin de una confianza ciega, y esperemos el principio de una más comprometida vigilia de los ciudadanos hacia a quienes les encomendaron sus vidas en un voto. La depreciación de la moneda, su utilidad o no, ya no es excusa para tanta desinformación y malas decisiones; para tan poca previsibilidad de lo obvio por lo ya vivido. Quizás con algo de suerte nos dé la fuerza, esa de la que hasta hoy carecemos, para levar de una vez por todas el ancla de nuestra nave insignia y volver a zarpar.

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863

“La desesperanza puede arrastrar a quien la sufre a la depresión o a la ira. Y en vistas de donde estamos parados hoy, ojalá toda la ira se haga nuestra”.

Karina Zerillo Cazzaro

DNI 21.653.863

Datos

“La desesperanza puede arrastrar a quien la sufre a la depresión o a la ira. Y en vistas de donde estamos parados hoy, ojalá toda la ira se haga nuestra”.

Comentarios

Diario Río Negro - Noticias de Río Negro y Neuquén Patagonia Argentina