"Después del satélite SAOCOM 1B, el acceso al espacio debe ser una prioridad"





Opinión
Por: Roberto Salvarezza, Ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación de Argentina

El lanzamiento exitoso del satélite SAOCOM 1B demuestra una vez más el muy buen nivel de las capacidades científicas y tecnológicas que ha desarrollado la Argentina y nos impulsa a mirar el futuro con esperanza. Al ponerse en órbita, el satélite tomará 225 imágenes por día y permitirá contar con información única y oportuna para alerta de riesgos, gestión y mitigación de incendios, sismos, sequías, y otros desastres ambientales que afectan al país; y para mejorar la actividad del sector agropecuario con más datos sobre humedad de los suelos para planificar siembras y cosechas, entre otros beneficios.

El SAOCOM 1B y el SAOCOM 1A fueron desarrollados y fabricados en el país por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) junto con las empresas públicas INVAP y VENG, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) y el Laboratorio GEMA de la Universidad Nacional de La Plata, entre otras 80 empresas de tecnología e instituciones del sistema científico tecnológico del país. Además, contó con la colaboración de la Agencia Espacial Italiana (ASI).

Este logro satelital demuestra que la Argentina puede articular el trabajo de empresas públicas y privadas (incluyendo PYMES) para el desarrollo de satélites y radares, y a diferentes instituciones públicas, como el INTA o el Instituto Nacional del Agua, que procesan datos, los analizan, y alcanzan a diferentes sectores de la sociedad. De esta manera, el Estado está garantizando mejor el derecho a la ciencia y la tecnología, que no debe quedar en declaraciones universales.

El caudal de información que nos aportarán los satélites también puede ser útil para otros países. Porque también pueden tomar imágenes de otras regiones del mundo. Por lo cual, se están realizando conversaciones para comercializar datos que resulten de interés a nivel global.

Si el presupuesto 2021 lo permite, el próximo año la Argentina trabajará por el desarrollo de lanzadores para la colocar en órbita satélites propios, que es un objetivo pendiente desde hace años. El acceso al espacio debe ser una prioridad. Además de continuar con la cooperación con agencias de otras regiones, también se abriría más a la colaboración con América Latina al desarrollar el satélite SABIA-Mar. Este satélite está concebido como una misión de observación de la Tierra con aplicaciones en el estudio del mar y costas. Brindará datos importantes para estudios del color del mar a nivel regional y un aporte científico significativo a nivel internacional.

El SAOCOM 1B y el SAOCOM 1A son un orgullo para la ciencia y la tecnología argentina y colocan a nuestro país en el primer plano a nivel mundial. Ambos satélites se comenzaron a construir y se impulsaron durante el gobierno de Cristina Fernández. Una política que apuntó a desarrollar la soberanía espacial y que hoy continúa el gobierno de Alberto Fernández.


Comentarios


"Después del satélite SAOCOM 1B, el acceso al espacio debe ser una prioridad"