Doble amenaza de bomba en aeropuerto neuquino



#

El avión de Austral fue desalojado rápidamente y llevado a una zona de aislamiento, a 900 metros del Hall Central. Falsa alarma.

NEUQUÉN (AN).- Una amenaza de bomba escrita en un papel y depositada sobre la butaca de un avión de Austral puso en alarma al aeropuerto local. En pocos minutos se desalojó a más de 140 pasajeros que estaban a punto de partir rumbo a Aeroparque, Buenos Aires. La nota tenía letras grandes y un mensaje intimidante: el avión tenía una bomba que iba a explotar.

El hecho se produjo cerca de las 17. En minutos el avión fue llevada a una zona de aislamiento, a 900 metros del hall central, donde se quedaron la mayoría de los pasajeros. Otros, asustados, desistieron del viaje.

"Fue una falsa alarma pero nosotros tenemos que tomarla como real. No es frecuente pero, a veces, es posible que se den este tipo de cosas en el marco de conflictos gremiales", afirmó el jefe del Aeropuerto, el mayor de la Fuerza Aérea Gabriel Maldonado, quien se hizo cargo del operativo que se extendió hasta pasadas las 18:30. Maldonado dijo que de ninguna manera se podía relacionar el hecho con "ningún conflicto gremial".

A esa hora, la brigada de Explosivos de la Policía de Neuquén, guiada por la perra Amancay y bajo las ordenes del comisario Hugo Millapán, habían revisado hasta el último recoveco del avión MD 😯 que ayer cubría para la empresa Austral el vuelo 2.659 aunque la nave tiene las inscripciones de Aerolíneas Argentinas.

El juez federal de Neuquén Guillermo Labate tomó el caso y ordenó el secreto de sumario. A la vez, pidió la nómina de la tripulación y de todos los pasajeros del vuelo que provenía de Buenos Aires. A esa hora, en la pista, la temperatura, oscilaba los 47 grados, aseguran.

En medio del operativo hubo una segunda evacuación del hall del aeropuerto. Es que junto a un cesto de basura apareció un paquete considerado sospechoso dentro de una bolsa de nailon con la inscripción Caviahue. Por altoparlante se llamó al dueño del paquete -que aparentaba ser un obsequio- pero nadie respondió. Fue por eso que se ordenó la evacuación del recinto.

Con todas las precauciones del caso se abrió el paquete y los efectivos tuvieron un refrescante alivio: era una planta de Aloe Vera. Enseguida apareció la dueña, una señora que volvía de un viaje "reconstitutivo" a El Chocón.

El jefe del aeropuerto comentó que no fue necesario revisar los equipajes pues habían sido "escaneados" cuando los pasajeros despacharon sus maletas.

A las 19:30, el avión Mac Donald Douglas -uno de los más grandes que tiene Austral- partió hacia Buenos Aires.


Comentarios


Doble amenaza de bomba en aeropuerto neuquino