Dr. Raúl Touceda, uno de los fundadores de la Universidad del Neuquén


Cultivó una gran amistad con Jorge Luis Borges y con el Dr. Gregorio Álvarez, como podemos apreciar en la foto

El Doctor Touceda, nuestro afamado profesor de la cátedra de Antropología de la otrora Universidad Provincial, nació en Salta en 1921, hijo de José Pascual Touceda y de Josefina Humano. En Salta realizó la escuela primaria y la secundaria en Buenos Aires, ya que se radicaron ahí. Cursó la universidad en la ciudad de La Plata y se recibió, muy joven, de abogado. Luego se graduó de doctor en Jurisprudencia. Formó su familia con Martha Inés Barneda, profesora de Geografía.

Recibieron ofertas para instalarse en países extranjeros como España y Puerto Rico, y en provincias argentinas. Por cosas del destino don Felipe Sapag se enteró de su valioso currículo y se encontraron en la Casa del Neuquén en Buenos Aires, donde le ofreció el cargo de fiscal del Superior Tribunal de Justicia, que aceptó con la promesa del permiso para confeccionar un proyecto para la creación de una Casa de Altos Estudios regional.

La pareja arribó a Neuquén en julio de 1964, donde el Dr. comenzó con la titánica tarea de proyectar la universidad. En estas tierras nació su hijo Sebastián el 11 de julio de 1968, que es el primer neuquino en ser licenciado en Educación Física. Fue subsecretario de Deportes y luego subsecretario de Seguridad de Villa La Angostura.


Cuando don Felipe Sapag era gobernador de Neuquén, este académico realizó el análisis necesario para la apertura de la universidad, hecho que se concretó el 3 de noviembre de 1964.


En la actualidad es comisario, también en Villa La Angostura. Está casado con María Celia Kissner. Tienen un hijo, Máximo, que está a punto de ir a estudiar Odontología.

Cuando don Felipe Sapag era gobernador del Neuquén, el Dr. Touceda realizó el análisis necesario para la apertura de la universidad, hecho que se concretó el 3 de noviembre de 1964.

Enrique Pedro Oliva, doctor en Ciencias Políticas, fue elegido como primer rector de la Universidad Provincial del Neuquén. Como secretario general, José Antonio Guemes. Inmediatamente se elaboró la estructura académica y se crearon distintas facultades: profesorados de Historia y Geografía, Letras, Antropología e Ingeniería con especialización en petróleo, turismo, entre otras.

Posteriormente, el Dr. Touceda se abocó a redactar el reglamento orgánico provisorio de la universidad y programó tareas de doctorados en Antropología y Servicio Social, entre otras carreras, además de ser autor de un himno a la universidad.

En 1972 la universidad fue nacionalizada, y se rebautizó Universidad Nacional del Comahue.

Cultivó una gran amistad con Jorge Luis Borges y con el Dr. Gregorio Álvarez, como podemos apreciar en la foto que ilustra la nota. Participaron de la etapa organizativa el ministro Nores Martínez, Dr. Pedro Fuentes, Oscar García Durán, Dr. Rodolfo Pessagno y su esposa Susana Martínez Ragno, entre otros.

Dr. Touceda fue presidente de la Junta de Estudios Históricos y creador de la cartilla Alvareziana con motivo del Natalicio del Dr. Gregorio Álvarez. También fue escritor, y tuvo una prolífica labor en la edición durante treinta años. Entre sus múltiples tareas colaboró en la Reforma Constitucional del Neuquén en la década del 90. Además, fue asesor de Felipe Sapag, Pedro Salvatori, Horacio Forni, entre otros, y colaboró con la Sra. Comelli, los hermanos Silva, Jorge Sapag, los hermanos Estévez.

“Mi padre fue muy amigo de Velazco Ibarra, que fue siete veces presidente de Ecuador y apostó venir a Neuquén a concretar su sueño de la Casa de Altos Estudios eligiendo por sobre el ofrecimiento de ser cónsul en Ecuador”, enfatizó su hijo.

Como dijo Osvaldo Arabarco -autor de la letra del himno provincial- respecto de la creación de la universidad: “Y así vivimos con emoción sus primeras colaciones de grado, su crecimiento de matrícula. Los sueños de alfarería se hicieron realidad en el barro fecundo de las utopías y el trabajo… También un día se reconocieron sus títulos con validez nacional… La universidad del Neuquén vivió y creció…”. Puede decirse que el Dr. Touceda fue dueño de un espíritu académico con alma de soñador: concretar el sueño de la universidad regional, que priorizó por sobre todos sus innumerables intereses y áreas de acción.

Beatriz Carolina Chávez


Comentarios


Dr. Raúl Touceda, uno de los fundadores de la Universidad del Neuquén