Echavarri desató el festejo en Zapala

Terminó segundo y se coronó por segundo año consecutivo.Gastón Dupuy se quedó con la victoria en un final increíble.




Noticias Diarias
>
Recibí las noticias
que te interesan
NEWSLETTER

ZAPALA (AZ/AN).- A Hugo Echavarri no hay con qué darle en el TC Neuquino. Ayer llegó a esta ciudad con una diferencia importante, no dejó lugar para las sorpresas y el segundo puesto le sobró para coronarse campeón por segundo año consecutivo.

Pero hubo más, porque salió un “carrerón” en el que Gastón Dupuy logró su segundo triunfo al hilo, luego de un error increíble de Pablo Saladino, quien tenía una buena ventaja, pero se fue de pista a pocos metros del cierre.

Una vez más, el público respondió a la propuesta y se acercó al aeródromo de esta ciudad. Durante la temporada, hubo dos suspensiones en este escenario, la gente esperaba la llegada del TC y por eso el marco fue espectacular.

Con el segundo lugar en la serie, Echavarri empezó a hacer su negocio. Sabía del tercer puesto de Casales en la primera manga y por eso no exigió demasiado a su Chevy.

Cuando todos pensaban que el de Centenario iba a mantenerse a la expectativa entre el el pelotón de avanzada, esto no ocurrió porque salió con todo y miró la punta bien de cerca.

En las primeras vueltas, el líder fue el local Julio Gatti, pero un problema mecánico lo dejó con las manos vacías, después de un gran trabajo que incluyó una victoria en la segunda serie.

Después de esta deserción, Echavarri se dio cuenta que podía estar adelante y así fue. Al promediar la final, los miraba a todos “desde arriba” y estaba cada vez más cerca de cumplir con el objetivo.

Sin embargo, Saladino tenía un “fierro” y escaló desde la octava posición con su Torino.

Fue ahí cuando Echavarri empezó a pensar de lleno en el campeonato. No se complicó y después de ser superado por Saladino, comenzó a ejecutar su estrategia.

En los últimos giros, el dominio del neuquino fue total. Sacó más de 500 metros de distancia y se encaminó a una victoria incuestionable, que tenía sabor a revancha, si se tienen en cuenta los continuos abandonos durante el 2000.

Con la bandera a cuadros preparada, llegó un final insólito. Saladino se complicó con un rezagado, se fue de pista y le sirvió en bandeja el triunfo a Dupuy, quien no dejó pasar la oportunidad.

Aunque sólo estuvo en tres competencias, el joven piloto tuvo tiempo para demostrar su categoría. Sumó dos éxitos y por estas horas, todos se preguntan qué hubiera pasado si corría todo el año.

Detrás de Dupuy, llegó el campeón y se desató un prolongado festejo en su sector de boxes. No era para menos, porque se cerraba una temporada brillante.

Hace un tiempo, Echavarri dijo que era su último año en el automovilismo, pero seguramente este éxito lo llevará a meditar. Si consigue el apoyo necesario, continuará y seguramente estará en la pelea.

Cabe recordar también que empezó a correr con esta Chevy en marzo pasado. Dejó su Valiant con el que había ganado todo y no sintió el cambio. El auto prácticamente no tuvo fallas y en eso tuvieron que ver él y su equipo de colaboradores.

El TC cerró un buen campeonato y espera continuar con su crecimiento en el 2001. Por lo pronto, ya se confirmó que irán al autódromo de Roca, lo que seguramente le dará más brillo a la competencia.

¿Se viene el autódromo?

El directo de Deportes de la provincia, Alberto Garaygorta, estuvo presente en el aeródromo zapalino y no anduvo con chiquitas a la hora de los anuncios.

Se mostró muy conforme con la actualidad de la categoría y aseguró que “se apoyará a Zapala para la concreción del autódromo que está proyectado entre el municipio y el ZAC”.

Sin dudas, la ciudad del centro de la provincia es “fierrera” y la muestra más clara la dio la gente, porque a pesar del fuerte viento, asistió a la última jornada del TC Neuquino.

Además de Zapala, se habla de un autódromo en Neuquén y también se menciona la posibilidad de asfaltar el trazado de Centenario.

Las alternativas, por el momento, son tres y alguna se tiene que dar.

Algo anda mal en la 850

Por segunda vez consecutiva, la Petrolera 850 no pudo cumplir con su fecha “por los puntos”. Sólo cinco pilotos asistieron al aeródromo zapalino y por eso se hizo una carrera de exhibición.

Esta situación seguramente será analizada a fondo de cara a la próxima temporada, porque no favorece al espectáculo y produce gastos a los pilotos que hacen el esfuerzo por participar.

La alternativa habría que buscarla en una unión con la Estándar Zapalina, que mantiene un buen parque y desarrolla un interesante campeonato. Para ello, se tendría que pensar en otros escenarios para compartir con el “Noni Erdozain”.

En la carrera de ayer, llegaron cuatro máquinas y la victoria quedó en poder de Roberto Bellomo. Más atrás se ubicaron Claudio y Néstor Barroso y Omar Rubio.

Los locales, sin suerte

Los dos créditos locales se quedaron con las manos vacías. Julio Gatti había arrancado un fin de semana promisorio ganando su serie y punteando algunas vueltas de la final. Un problema mecánico lo dejó a pie y masticando bronca.

Claudio Castro Gamero penó con diversos problemas y en la clasificación rompió la selectora. En la final tampoco tuvo suerte y abandonó.

A pesar de todo, Gatti recibió los aplausos más prolongados de la tarde, cuando venció en su manga y el sueño de victoria era posible.

La gente lo festejó como si se tratara de una final y el piloto afirmó: “le quiero agradecer al público que nos vino a apoyar. A pesar del viento, hubo un marco espectacular y con esto queda claro que Zapala es una buena plaza para el automovilismo regional”.

Salió un ‘carrerón’ y fue para Schaetchel

ZAPALA (AZ/AN).- La Estándar 850 Zapalina brindó un gran espectáculo en el aeródromo de esta ciudad. Si bien es cierto que Fabio Schaetchel ganó de punta a punta, tuvo las constantes amenazas de Marcelo Perulán y Raúl Zabalúa y por eso salió un “carrerón”.

El trío se cortó en la largada y mantuvo un buen ritmo. En algunos giros, Schaetchel -maneja el único Gordini de la categoría- se alejó, pero en ningún momento pudo concretar una distancia tranquilizadora.

Mientras tanto, Perulán y Zabalúa tuvieron una lucha aparte. Intercambiaron el puesto de escolta y se robaron toda la atención. Cada uno tenía su propia hinchada y por eso, el público estuvo tan atento en esta definición, como en la del TC Neuquino. Finalmente, el “dos” fue para Perulán

El cuarto puesto quedó en poder de Leo Peña, el gran candidato al título, a pesar de haber sido desclasificado en la carrera anterior.

Después de esa determinación, aparecieron las polémicas en el centro de la provincia y se armó un duelo aparte entre el equipo de Peña y el de Sebastián Márquez, otro que tiene chances de ser campeón, pero ahora quedó lejos.

El punto para destacar en esta división es la cantidad de máquinas. Ayer fueron 27, lo que habla de un parque más que interesante.

La última fecha de este certamen podría disputarse el próximo fin de semana en el “Noni Erdozain”, donde se hicieron la mayoría de las pruebas.

foto: Gastón Dupuy logra pasar a Echavarri y va a la caza de Pablo Saladino, que se quedó de manera inexplicable y le sirvió el triunfo en bandeja


Comentarios


Echavarri desató el festejo en Zapala